Colprensa Martes, 15 de mayo de 2012

La Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura estableció que es la Jurisdicción Ordinaria, en cabeza del Juzgado Noveno Penal del Circuito Especializado de Bogotá, la competente para conocer del proceso contra Francisco Rojas Birry, por haber recibido dineros de la captadora DMG para su campaña a la Personería de Bogotá.

Para la Sala, los hechos por cuales se juzgó al expersonero de Bogotá no ocurrieron en territorio indígena, que es una de las condiciones para que esa jurisdicción especial conozca de los procesos judiciales contra personas pertenecientes a las comunidades nativas.

Igualmente, aseguró que la conducta que se le reprocha al expersonero sobrepasa los linderos propios de los usos y costumbres de la cultura indígena y trasciende la afectación de los intereses predominantes para la población nacional.

“Otra circunstancia que impide acceder a que el asunto sea de conocimiento de la Jurisdicción Indígena es que el señor Rojas Birry se postuló para desempeñarse como Personero del Distrito de Bogotá, lo cual lleva a la conclusión de que el procesado penalmente tiene una cosmovisión de las costumbres de la cultura mayoritaria”, precisó la Judicatura.

Con esta decisión, ya la justicia ordinaria determinará si ordena la captura del exfuncionario, quien se encuentra desde el pasado viernes en su residencia en el norte de Bogotá protegido por la guardia indígena.

Ese día Rojas Birry fue condenado a ocho años de cárcel por recibir 200 millones de pesos de la captadora ilegal DMG. Este martes el procurador General, Alejandro Ordóñez, criticó la actitud de Rojas Birry de no acudir a las autoridades después de conocer la condena en su contra.

“El problema de Rojas Birry es el más elemental de los problemas policivos, hay una expresa obstrucción a la justicia y a una decisión judicial”, precisó Ordóñez.