Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Carlos Eduardo González

martes, 4 de julio de 2017

Tras la tragedia del edificio Blas de Lezo II en Cartagena, el pasado 22 de abril, en la que fallecieron 21 personas y otras 22 resultaron heridas, la Defensoría del Pueblo decidió presentar una tutela ante un juzgado de la capital de Bolívar para que se realizara una visita técnica al edificio y un peritaje. El juez del caso le halló la razón a la entidad y falló a su favor.

Por lo tanto, el Juzgado Quinto Penal Municipal de Cartagena obligó a la Alcaldía de la ciudad, en un plazo de 15 días, a hacer un estudio técnico al edificio portales Blas de Lezo I, para verificar que no existe riesgo de desplome, pues ambas edificaciones fueron realizadas por la Sociedad Constructora Quiroz.

Un peritaje solicitado por los habitantes de la construcción arrojó que la estructura está “en situación inminente de colapso”, por lo que, en ese momento, se solicitó la intervención de la entidad liderada por Carlos Alfonso Negret.

Dentro de los puntos de la solicitud que presentó la Defensoría se incluyó que, de encontrarse defectos, la Alcaldía estaría obligada a reubicar a estas familias en otros inmuebles, en donde obtengan condiciones de dignidad.

Dentro de su fallo, el Juzgado ordenó realizar un “estudio de patología estructural y vulnerabilidad sísmica de verificaciones de las condiciones actuales del edificio Blas de Lezo I”.

Para desarrollar este proceso se ordenó el acompañamiento del Ministerio Público.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.