Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Jueves, 11 de febrero de 2016

Pero esta denominación que lo distingue como uno de los artistas más representativos del género caribeño no es simplemente un sobrenombre, sino su propia marca. Por eso presentó una solicitud de registro para el signo nominativo ‘El Rey de la Champeta’ ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

A través de Codiscos, se dispuso la petición para distinguir “soportes de registros magnéticos, fonogramas y videogramas”, contenidos en la clase 9; así como “servicios culturales, artísticos y de entretenimiento relacionados con la producción y comercialización de obras autorales y artísticas”, de la clase 41 según la Clasificación Internacional de Niza.

Además, en la solicitud, se  pedía que se le otorgara la titularidad a Flórez mediante una cesión de derechos. Es decir, que figurara él mismo como solicitante y no Codiscos.

La Superindustria realizó el estudio de registrabilidad correspondiente aunque no se presentaron oposiciones de terceros. En este dio cuenta de la existencia de una marca mixta llamada Champeta Urbana Master Class, de la que era titular Rafael Flórez.

El registro se vio amenazado porque  la SIC determinó que había una evidente similitud fonética entre ambos signos, que podía causar confusión o inducir al público al error. 

Como la marca registrada identifica “servicios de entrenimiento” y pertenece a la clase 41, se tomó como un riesgo que los consumidores no pudieran encontrar fácilmente cuál de las dos buscan o piensen que ambastienen las mismas características y origen empresarial.   

En consecuencia, se declaró que la marca era irregistrable para la clase 41. Sin embargo, para la clase 9 la decisión de concesión fue suspendida. 

Pero el apoderado Camilo Argáez apeló,  evidenció que las denominaciones ‘El Rey de la Champeta’ y ‘Champeta Urbana Master Class’ eran de Kevin Flórez, pero que la SIC no había gestionado el cambio de nombre del solicitante porque no se había adjuntado un formulario.

Cuando el caso llegó al Superindentente Delegado, se constató que las marcas estaban bajo el dominio de un mismo titular. Por lo que resolvió que el signo es registrable y revocó la decisión anterior. Aunque el trámite de aprobación de la clase 9 quedó en espera. 

Para el abogado Julián Andrés Vélez, de la firma Velazco Ordóñez Abogados, la Superintendencia de Industria y Comercio tomó una decisión acertada, ya que “concluyó que la marca solicitada no estaba incursa en ninguna causal de irregistrabilidad, toda vez que aquella y, la marca registrada, se encontraban en cabeza de un mismo titular”. 

Trayectoria
De acuerdo con El Heraldo, Flórez es el artista más premiado de la champeta y autor de canciones como Asómate a la ventana y La invité a bailar. En su niñez Flórez cantaba rap y era reconocido en Cartagena como ‘Kevin Rap’. Más tarde, en 2000, se presentó como telonero del grupo Escarcha del programa Pop Stars de Caracol. En 2004  abrió el concierto de Don Omar y  Sean Paul y en 2009 comenzó oficialmente su carrera.

La opinión

Julián Andrés Vélez
Abogado de velazco ordóñez abogados

“De forma acertada, la Superindustria concluyó que la marca solicitada no estaba incursa en ninguna causal de irregistrabilidad, porque aquella y la marca registrada estaban en cabeza del mismo titular”.