Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

guillermo cáez gómez lunes, 8 de abril de 2013

Es frecuente en este país encontrar personas u organizaciones que usan la mentira como un escudo protector para evitar las consecuencias de nuestros sus actos, claro ejemplo de ello son las FARC; hoy según sus declaraciones son una entidad sin ánimo de lucro, que no secuestra, no realiza actos terroristas y mucho menos trafica, protege, auspicia o practica el narcotráfico, tienen sus trajes listos para la nominación al Nobel de Paz.

Desde luego hay que contextualizar que están en un escenario en el que están buscando recobrar el apoyo de la comunidad internacional, todo sobre la base de faltar a la verdad, en contra del dolor de todo un país que de una u otra manera ha sufrido sus abusos, y ha sentido el rechazo a sus crueles actos y a su insensata guerra que ha cobrado la vida de miles de colombianos y nos ha dejado una huella casi imborrable en nuestras memorias.

Pero la verdad no es solo ausente en este grupo terrorista, se ve en todas las esferas, otro ejemplo ha sido la gran y grave pérdida sufrida tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya, cada uno de los que debe dar las respuestas se ha lavado las manos por la responsabilidad política, judicial y económica que significa no contar con cerca de setenta y cinco mil kilómetros de mar y su riqueza incalculable, y ¿Qué ha sucedido?Nada, los verdaderos responsables se han atrincherado en mentiras para seguir tratando a este país como tontos, aun a pesar de existir manifestaciones de personas que formaron parte de comités asesores en este tema; basta con leer las columnas de Juan Daniel Jaramillo y su carta de renuncia para obtener algunos indicios de responsabilidad, ya que hace señalamientos bastante graves y que no han sido si quiera investigados, solo la Procuraduría ha abierto una indagación al respecto.

¿Y la responsabilidad fiscal? Que ha hecho la Contraloría ante el detrimento patrimonial que significaría si se encuentra que los señalamientos del señor Jaramillo son ciertos, toda vez que según él primaron los intereses personales sobre la estrategia o el beneficio de un país. ¿Y la responsabilidad Penal? Que ha hecho la Fiscalía para determinar si hay actuaciones dolosas, cuando hay tipos penales que de acuerdo a las manifestaciones del señor Juan Daniel Jaramillo podrían encuadrar (ARTICULO 455. MENOSCABO DE LA INTEGRIDAD NACIONAL y ARTÍCULO 457. TRAICION DIPLOMATICA), no han hecho nada, y si han permitido que se nos siga tratando como tontos y los colombianos seguimos permitiendo que nuestra cara se nos mienta.

Como están las cosas si se quiere ser revolucionario en Colombia se debe hablar con la verdad, merecemos que cada quien, cualquiera que sean las consecuencias que genere asuma su responsabilidad; las FARC con las víctimas y de ser cierto que hubo intereses oscuros en la estrategia para abordar la demanda de la CIJ de la Haya, que estos le respondan al País entero, en este punto no perdieron solo los isleños, perdimos todos, y a todos nos debe dar dolor de patria, estos dos simples ejemplos muestran porque la verdad está en crisis.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.