Bloomberg Huawei es una empresa multinacional china que cuenta con centros de investigación en Suecia, Estados Unidos, Colombia e Irlanda.

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Bloomberg miércoles, 27 de febrero de 2019

Los términos no fueron revelados en un expediente judicial que anunciaba el acuerdo y no se pudo contactar a los funcionarios de las compañías de inmediato

Huawei y Samsung informaron a un tribunal de Estados Unidos que resolvieron una batalla por derechos de patente sobre la tecnología de comunicaciones móviles.

Los términos no fueron revelados en un expediente judicial que anunciaba el acuerdo y no se pudo contactar a los funcionarios de las compañías de inmediato.

La batalla de dos años se centró en cómo valorar la tecnología patentada que formaba parte del estándar de la industria para las telecomunicaciones de tercera y cuarta generación. Cada compañía posee un gran número de patentes relacionadas con los estándares y no pudieron alcanzar un acuerdo de licencia cruzada. Huawei afirmó que Samsung se negó a negociar y Samsung argumentó que Huawei estaba demandando más que su parte justa.

Huawei presentó demandas tanto en China como en Estados Unidos en China, solicitó (y recibió) un fallo judicial en el que Samsung no podía fabricar ni vender sus teléfonos inteligentes en la nación asiática hasta que se resolviera la disputa. Un tribunal de Estados Unidos a su vez ordenó a Huawei no aplicar esa decisión hasta que el juez de California pueda establecer una tasa de regalías. En diciembre, un tribunal de apelaciones de Estados Unidos escuchó argumentos sobre si el juez de California actuó dentro de su autoridad.

Las compañías que se unen para desarrollar estándares de la industria se comprometen a licenciar cualquier patente esencial en términos “justos, razonables y no discriminatorios”. Las compañías tecnológicas están divididas sobre cómo definir qué significa exactamente eso, y el problema ha llevado a juicios y argumentos políticos en todo el mundo.

El caso prometía proporcionar más orientación, ya que empresas como Apple, Qualcom y Ericsson están envueltas en batallas legales en todo el mundo para tratar de averiguar cómo calcular el valor de las patentes que son esenciales para los estándares de la industria.

Al mismo tiempo, Huawei se enfrenta a la presión global de parte de los críticos que dicen que el Gobierno de China podría usar el equipo para espionaje. Recientemente ha estado en una ofensiva diplomática para evitar que los gobiernos de Europa y EE.UU. bloqueen el uso de sus equipos de red.

La empresa ha alcanzado una serie de acuerdos de demandas por infracción de patente en EE.UU., incluso este mismo mes con la japonesa Maxell Holdings y la Universidad de Hanyang de Corea.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.