Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Jueves, 2 de julio de 2015

Bajo las Resoluciones No. 3703 y 20874 de 2013 no solo se  sancionó a dichas compañías sino también a sus representantes legales (Hernando Rodríguez y Jairo Antonio Echavarria), ya que se verificó que en la adquisición de control de Alienergy  por parte de Molinos Roa y Molinos Florhuila (Hoy Organización Roa Florhuila) se cumplían los supuestos que obligaban a los intervinientes en la operación a informar la concentración económica a la Superindustria.

Se demostró que las tres compañías pertenecían a la misma cadena de valor y tenían activos e ingresos operacionales conjuntos superiores al umbral que estable la ley, por lo que se procedió a imponer la sanción y pecuniaria.

De acuerdo a la Superintendencia de Sociedades en 2014 solo Molinos Roa logró ingresos operacionales de $907.896 millones, que representó un incremento anual de 44%.

Una vez impuesta la multa, las empresas y personas naturales sancionadas acudieron al Tribunal Administrativo de Cundinamarca y solicitaron la nulidad de dichas resoluciones. Ante ello, dictaminó que efectivamente las empresas se integraron sin tener el visto bueno de la SIC, lo cual constituye una violación al régimen de protección de la competencia.

Aunque queda una segunda instancia ante el Consejo de Estado, los molinos por el momento no han podido esquivar la multa.

Jairo Rubio Escobar, exsuperintendente de Industria y Comercio, manifestó que las integraciones empresariales por regla general son benéficas para las economías porque generan sinergías, pero excepcionalmente pueden restringir de forma indebida la competencia en perjuicio de la colectividad y en el caso de estas compañías no se informó oportunamente para que la SIC evaluara y aprobara dicha movida. “La ley establece que toda integración horizontal o vertical si tiene activos e ingresos superiores a 100.000 smmlv debe informar a la Superindustria la  operación”, agregó Rubio Escobar.

Recurso de reposición
Por violar la libre competencia, la SIC le impuso una sanción de $33.821,9 millones a la Organización Roa Florhuila. Aunque la SIC dice que la sanción quedó en firme y que el recurso de reposición fue presentado después de los días establecidos en la ley, los molinos y sus directivos indicaron en un comunicado que presentaron los argumentos dentro del tiempo.

Antecedentes
La Organización Roa-Florhuila cuenta con ocho plantas propias y otras cinco que operan como maquila. Compra arroz paddy verde a más de 3. 350 productores y tiene 1.500 trabajadores. La investigación por influencia en la fijación de precios que inició en 2010 la SIC  finalizó con una multa de  $33.800 millones. La entidad determinó que en ese entonces  se estaba obligando a los distribuidores y comercializadores de arroz a no trasladar al consumidor los descuentos que daban los molinos.

Las opiniones

Jairo Rubio Escobar
Exsuperitendente de Industria y Comercio

“Todas las integraciones empresariales por regla general son benéficas para las economías porque generan sinergias, pero excepcionalmente pueden restringir de forma indebida la competencia”.