Colprensa Viernes, 9 de junio de 2017

Este sábado terminan las vacaciones del Subsecretario, por lo que tiene que regresar a Colombia y dar por terminado su viaje a Cancún, México. Lo planeado, según el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, era que al momento en que retomara sus funciones se le notificaría la suspención, pero ahora el Congreso perdió la competencia.  

“El Congreso desde el día lunes abrió una investigación disciplinaria contra Saúl Cruz. De una manera récord recogimos todas las pruebas, las versiones, los videos, los certificados, alrededor de 150 folios en estos cinco días y proyectamos desde Control Interno, suspenderlo por tres meses, toda vez, que considerábamos que su presencia podía interferir en la investigación y teníamos todos los elementos  probatorios para hacerlo”, explicó.

“Sin embargo, cuando solo estábamos esperando que terminaran sus vacaciones -porque no lo podíamos notificar en vacaciones-, la Procuraduría llegó ayer a las cinco de la tarde, de una manera rápida se llevó el proceso con un poder que ellos tienen que es el poder preferente, y hoy el proceso queda en manos de la Procuraduría”, dijo.

La decisión vendría de la Viceprocuraduría, pero sorprendió al Legislativo pues no se preveía dicha acción que inevitablemente demorará más las acciones que se tomen en contra del funcionario que denunció en la plenaria a un equipo periodístico de Noticias Uno por supuestamente haberle pegado con una cámara, pero al ver los videos se comprobó que él fue quien la envistió para simular que le pegaban.

Lo que se espera, dice Lizcano, es que la decisión en contra del Subsecretario del Senado, considerado “persona indeseable, no grata”, se dé lo más pronto posible pues el ente de control disciplinario se llevó todas las pruebas que requeriría para determinar algún tipo de sanción.

“Pues esperamos que la Procuraduría actúe en consecuencia y pueda darle el buen mensaje al Congreso, que nosotros no contemos con este personaje que para nosotros deja mucho qué desear y que ha puesto en entredicho toda la Institución. Yo sí creo que hay que alertarle a la Procuraduría que todo ese esfuerzo que nosotros hicimos, pues ojalá no quede en vano”, dijo.

Ahora que perdió competencia el Legislativo para tomar decisiones sobre lo sucedido, Lizcano le pide la renuncia a Cruz de manera pública.

“No le había pedido la renuncia públicamente porque yo era la segunda instancia dentro del proceso disciplinario, y si yo lo hacía pues obviamente él me podría recusar, pero como ya el Congreso no tiene ninguna facultad disciplinaria pues sí le digo al señor Cruz que debe renunciar”, agregó.