Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co sábado, 3 de septiembre de 2016

Para los expertos consultados, esta evolución que ha tenido el sector ha demostrado la necesidad de contar con equipos de abogados sólidos en materia urbanística que permitan garantizar la correcta ejecución de estos proyectos.

Por tal razón, AL se dio a la tarea de investigar cuáles son los bufetes de abogados que sobresalen en esta materia según publicaciones como Legal 500 y Chambers & Partners. En total hay 10 firmas de abogados que se destacan.

Sin embargo, Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría, Pinilla, González & Prieto y Brigard & Urrutia son las compañías que aparecen mejor rankeadas pues están en banda 1 de ambas publicaciones, es decir, sus servicios en el área son los de la más alta calidad.

De acuerdo con Juan Manuel González, socio de Pinilla, González & Prieto y abogado catalogado como líder en la materia por las publicaciones, el área de bienes raíces está muy bien en Colombia, ya que es un país con un alto número en el déficit de vivienda “por cuyo efecto, necesita producir habitación de suelo en todas las ciudades”, manifestó González.

Para quien, dicha condición origina demanda en procesos de gestión de suelo, como planes parciales, tanto para ciudad nueva como renovada, macroproyectos y en general asesoría en instrumentos de gestión de suelo “que por supuesto después trascienden a todos los eslabones de la cadena, en el derecho inmobiliario, como instrumentos de actuación, reglamentos de propiedad horizontal y contratos inmobiliarios”, explicó.

Para Andrés Montoya, socio de Posse Herrera Ruiz Abogados, la seguridad jurídica es una elemento fundamental para generar la confianza necesaria para invertir en grandes desarrollos inmobiliarios.

 “De esta forma, resultan muy relevantes las decisiones judiciales y de autoridades locales que permitan generar esa confianza que requiere el sector”, dijo Montoya. 

Quien resaltó que contrario a lo que pudiera pensarse, la inestabilidad en las decisiones jurídicas no necesariamente resulta beneficiosa para esta práctica; “por el contrario, para quienes asesoramos el nacimiento y ejecución de los proyectos, la seguridad jurídica es la única que verdaderamente genera mayores inversiones y desarrollos en el sector”, aseveró.

Gómez-Pinzón Zuleta, Posse Herrera Ruíz y Baker & McKenzie son los otros bufetes que se destacan en bienes raíces al estar presentes en banda 2 y banda 3. En este último escalafón, también aparecen cuatro firmas más que sobresalen por la prestación de servicios de alta calidad en la materia: Arce Rojas Consultores, Llorente Rosas Abogados, Ramírez & Cárdona Abogados y Unión Navas Arbouin.

Por su parte, Juan Carlos Rocha, socio de Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría y jurista destacado como líder en el área por los estudios, detalló que el reto más importante que debe sortear la materia tiene que ver con brindar claridad sobre los temas de desarrollo rural. “Estamos frente a un panorama gris e incierto que impide el desarrollo de proyectos agrícolas y agropecuarios de gran escala. Por lo demás, el mercado y los agentes que participan activamente en él, se han preocupado por generar eficiencias y ahorros que se traducen en mejores oportunidades para los inversionistas”, describió Rocha.

Entre tanto, el socio de Pinilla, González y Prieto, enfatizó que otros retos del área tienen que ver con la incorporación de nuevas herramientas de financiación del desarrollo urbano; con lograr mejores Planes de Ordenamiento Territorial para alcanzar verdadera planificación de largo plazo; con profundizar el alcance académico del derecho urbano, en especial para funcionarios judiciales y municipales; y sobre todo con llevar mejores prácticas inmobiliarias a los municipios en desarrollo.

Ingresos

De las 10 firmas que se destacan en el área de bienes raíces; Brigard & Urrutia es el bufete de abogados con ingresos más altos. Conforme a la información suministrada por la Superintendencia de Sociedades, la firma facturó $97.852 millones. La segunda que más facturó en 2015 fue Baker & McKenzie, al sumar $67.936 millones. Le siguió Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría con $59.449 millones y Posse Herrera Ruiz con $57.328 millones.

Por su parte, Gómez-Pinzón Zuleta alcanzó ingresos por $46.742 millones y Pinilla, González y Prieto logró una facturación de $12.280 millones.

Las opiniones

Juan Manuel González
Socio de Pinilla, González & Prieto
“El área de bienes raíces está muy bien en Colombia, ya que es un país con un alto número en el déficit de vivienda, por cuyo efecto necesita producir habitación de suelo en todas las ciudades”.

Juan Carlos Rocha
Socio de PPU
 
“El reto más importante del sector tiene que ver con brindar claridad sobre temas de desarrollo rural; pues hay un panorama gris que impide el desarrollo de proyectos agropecuarios de gran escala”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.