Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co sábado, 27 de febrero de 2021

Consultamos al socio de la firma Doce Derecho Deportivo, Andrés Charria, sobre si se violaron algunos derechos del jugador

Al igual que sucede con los artistas, los deportistas son siempre el foco cuando se debaten temas de confidencialidad y cláusulas legales. El caso más reciente fue el del futbolista colombiano Andrés Felipe Román, quien vio suspendida su contratación por Boca Juniors bajo el argumento de que no pasó los exámenes médicos y regresó a su equipo, Millonarios.

La forma en que se registró el hecho generó tanto debate que Asuntos Legales consultó a Andrés Charria, socio de la firma Doce Derecho Deportivo, sobre si se violaron algunos derechos del jugador. A continuación, las cinco dudas legales del caso y sus respuestas.

1. ¿El club Boca Juniors violó la confidencialidad del jugador al revelar el reporte médico?

Sin lugar a dudas. La historia clínica de una persona se considera “información sensible” que debe ser tratada como tal. Esta información tiene un tratamiento específico y no puede ser divulgada, sino por el titular, es decir, por Román, o por aquellas personas a las que el titular haya autorizado.

Esto está claramente indicado en el “Régimen de Protección de Datos Personales” que existe tanto en Argentina como en Colombia. Boca Juniors no podía divulgar los resultados de los exámenes médicos. Estaba en todo el derecho de no contratar al jugador, pero no podía divulgar o dejar que periodistas allegados al equipo lo divulgasen.

LOS CONTRASTES

  • Andrés CharriaSocio de Doce Derecho Deportivo

    “El equipo Boca Juniors estaba en todo el derecho de no contratar al jugador colombiano, pero no podía divulgar o dejar que periodistas allegados al equipo divulgasen su historia clínica”.

2. ¿Se puede demandar al equipo que reveló el estado de salud del jugador por daño reputacional?

Lógicamente, la historia clínica es información sensible, datos que están protegidos por la ley. Por otra parte, no es solo el daño reputacional, sino las pérdidas futuras por no poder jugar, más cuando sabemos en estos momentos que los exámenes realizados o la información difundida por Boca Juniors parece que no es la adecuada. Luego de semejante escándalo dudo mucho que un equipo diferente a Millonarios quiera o asuma el riesgo de contratar al jugador.

3. En caso de que al jugador lo hubiesen contratado y luego se presentaran los problemas de salud, ¿el equipo está obligado a cubrir el tratamiento médico?

Desde el punto de vista puramente laboral, serán las entidades de salud, en el caso de Colombia, quienes deberían realizar estos tratamientos. Pero desde el punto de vista deportivo, es lógico que los equipos realicen estos tratamientos pues se trata de ingresos futuros por transferencias (cada vez son mayores) que se podrían perder por esta dolencia.

4. Si Boca Juniors hubiese contratado al jugador y no identificaba los problemas de salud, pero al tiempo los descubría, ¿el equipo puede exigir alguna cláusula a Millonarios?

Para nada, se trata de un ser humano e intentar equiparar una enfermedad a un “vicio oculto” de los que trata el código civil o el código de comercio está fuera de todo contexto.

El equipo que contrata a un jugador de fútbol debe realizar todos los exámenes necesarios para vincular a entera satisfacción y tranquilidad a su nuevo trabajador.

En varios contratos que conozco se dice que se entrega al jugador en “perfecto estado de salud”, pero esto solo no basta y, repito, si el jugador no está en este “perfecto estado de salud” no puede el nuevo equipo reclamar al antiguo, sobre todo si no realizó los exámenes pertinentes.

5. Si le pasa algo al jugador en la cancha, ¿los familiares pueden demandar al equipo por no identificar el problema de salud?

Si le pasa algo relacionado con la cardiopatía, es posible. No sería una demanda sencilla. Habría que probar que el accidente se podría haber evitado si se hubiera hecho un examen adecuado y se hubiera retirado del equipo al jugador. Son demasiados “hubiera”. La realidad es que hay antecedentes de estas dolencias: Dani Jarque, Antonio Puerta y Mac Vivien Foé, jugadores profesionales que murieron por problemas cardíacos. Por lo anterior, es deseable que los equipos realicen exámenes completos del corazón, precisamente, para evitar estos trágicos accidentes.

No estoy seguro de que haya sido por la misma supuesta dolencia de Román, pero hay antecedentes. Si se logra probar que hubo negligencia al no realizar los exámenes necesarios, se podría realizar una reclamación.

Antecedentes
Andrés Felipe Román Mosquera nació en Bogotá, Colombia, el 5 de octubre de 1995. A sus 25 años juega actualmente en el equipo capitalino Millonarios como lateral derecho. Hace unas semanas viajó a Buenos Aires, Argentina, porque sería fichado por el club Boca Juniors, pero la operación se canceló luego de que el equipo dijera (se informó mediante la prensa) que el futbolista colombiano no había pasado los exámenes médicos porque le detectaron una “miocardiopatía hipertrófica”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.