La República

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co lunes, 14 de diciembre de 2020

El socio fundador de Carrero Asociados destacó la inconveniencia del proyecto que busca reducir jornada laboral

Luego de que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, confirmara que presentará una reforma tributaria el primer trimestre de 2021, se reavivó el debate sobre cómo debe plantearse para que sea efectiva. Nicolás Carrero, socio fundador de Carrero Asociados, hizo un balance de las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno en la emergencia y habló sobre la propuesta de reducir la jornada laboral y alta carga impositiva.

¿Cuál es su balance de las medidas fiscales que tomó el gobierno en la emergencia?

Las medidas han sido muy tibias, muy frugales, esperando gota a gota para no comprometerse de fondo hasta que llegara el Congreso y fijara las medidas. Fue el Congreso el que amplió el Paef, el beneficio de bajar el IVA para el transporte aéreo de 19% a 5%, entre otros. El Gobierno actuó muy suavemente cuando debía tomar medidas agresivas al comienzo y es claro que el curso de acción que se tomó no fue el ideal porque el desempleo se disparó y eso afectó mucho la economía.

¿Medidas como el alivio a la nómina se demoraron mucho en llegar?

No solo llegaron tarde, sino en un monto muy bajo porque 40% del salario mínimo es muy poquito. Había sectores muy deprimidos que con eso no alcanzaron a cubrir casi nada. Otros donde se les ofreció la posibilidad de créditos de financiación, pero estos, por más que el interés sea barato, hay que pagarlos y la gente no tiene ingresos para pagar las deudas. Como digo, las medidas se quedaron muy cortas, el Gobierno lo que hizo fue esperar la legislatura y presentar las leyes, y ahí van saliendo, pero hasta ahora por los tiempos de trámite.

¿Qué opina de la propuesta de reducir la jornada laboral ocho horas?

Sería nefasto para el sector empresarial y la economía formal porque se debe favorecer a las empresas para que generen empleo, crecimiento y desarrollo. Estas medidas, por el contrario, generan más informalidad y la reforma tributaria debe tender a generar empleo, crecimiento de las empresas y desarrollo.

LOS CONTRASTES

  • César Camilo CermeñoSocio de DLA Piper Martínez Beltrán

    “Que la carga tributaria recaiga en las empresas, que en su mayoría respetan las disposiciones tributarias, crea un desincentivo perverso a la inversión. Es necesario equilibrar la balanza”.

¿Qué elementos debe contemplar esa reforma?

No va a ser fácil recaudar dos puntos del PIB, como espera el Gobierno. Creo que debe tener, primero, beneficios para generar empleo formal y efectivo; segundo, proteger más al sector empresarial, especialmente las Pyme; tercero, eliminar una serie de exenciones, porque es claro que hay demasiadas y si se eliminaran todas no habría necesidad de otra tributaria. Por ejemplo, deberían gravar las pensiones altas con impuesto de renta. Además, hay que pensar en impulsar el crecimiento de la infraestructura, fomentar las exportaciones y su diversificación, y el agro. Por otro lado, las plataformas digitales deberían tributar mucho más y aliviar la carga de los emprendimientos y la economía naranja.

¿La carga impositiva debería recaer más sobre las personas naturales que en las empresas?

Claro, en la mayoría de países de la Ocde es así, más o menos 85% de la carga tributaria recae sobre las personas y 15% sobre las empresas. Acá en Colombia pasa lo contrario, 85% cae sobre las Pyme y las empresas, y las personas naturales casi no pagan impuesto de renta. Acá hay personas con unos ingresos muy altos y una carga tributaria muy baja porque hay una cantidad de ingresos no gravados, y ahí es a donde debería apuntar el Gobierno, favoreciendo un poco más a las empresas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.