Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla Viernes, 21 de diciembre de 2018

Fiscalía afirmó que por exigencias diplomáticas adicionales no testificaron los “Luises” en la investigación

El juicio contra el expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo, por el caso Odebrecht, se empantanó por la ausencia de los testimonios de los directivos de la empresa brasileña Luiz Bueno, Luis Mameri y Luis da Rocha, conocidos como los “Luises”. Según la Fiscalía, en reiteradas ocasiones la Procuraduría Federal de Brasil presentó varias trabas para que los testigos no fueran a testificar.

 

En días anteriores varios medios de comunicación nacionales reportaron que el testimonio de los tres directivos no se había tomado en juicio porque las autoridades nacionales “no los contactaron”. En algunos se reportó que la propia Procuraduría de Brasil había emitido un memorando donde informaban que “El acto en Brasil (Sao Paulo, capital) inició puntualmente a las 11h horario de Brasilia. Sin embargo, no fue establecida conexión por parte de las Autoridades Colombianas, resaltándose que el sistema de conexión por parte de Brasil estaba en plena operación”, pero es la Fiscalía la más interesada en que estos testimonios se den.

El ente de control desmintió estas aseveraciones de las autoridades brasileñas. Según un documento que conoció AL, la Procuraduría Federal de Brasil exigió una serie de requisitos adicionales para que las partes pudiesen testificar. Mediante un acuerdo de compromiso de especialidad y limitación del uso de pruebas, las autoridades brasileñas exigieron que la Fiscalía renunciara a utilizar los testimonios contra cualquiera de las empresas del Grupo Odebrecht o “contra cualquier otro colaborador del Ministerio Público Federal Brasileño”. Esta exigencia la expusieron para tomar el testimonio de los “Luises”. La Fiscalía se negó a remitir este acuerdo firmado, alegando que vulneraba los principios de cooperación internacional entre las naciones.

Según la ley 512 del 4 de agosto de 1999, Brasil y Colombia establecieron un acuerdo de cooperación judicial y de asistencia mutua, enfocado en combatir el crimen internacional. Uno de los principios de ese acuerdo es prestar “asistencia mutua” en los procesos penales que tengan repercusión en los dos países, pero bajo el respeto de los ordenamientos jurídicos de las dos naciones.

Por las denuncias que hizo la Fiscalía, se puede concluir que las autoridades internacionales están desconociendo el acuerdo de cooperación internacional y están desconociendo el principio de no injerencia entre las dos naciones, imponiendo trabajas para el testimonio de los directivos de la constructora.

El principio de oportunidad
En tres oportunidades ha sido negado el principio de oportunidad para cobijar a Luiz Bueno, Luis Mameri y Luis da Rocha dentro del caso Odebrecht. En un primer acuerdo con la Fiscalía denunciaron a varios de los funcionarios implicados dentro de este escándalo de corrupción. Para que cesen las acciones penales en su contra, los empresarios se comprometieron a ser testigos de cargo dentro del proceso penal que se adelanta contra Melo.

Uno de los requisitos del principio de oportunidad es que los solicitantes testifiquen en la etapa de juicio. Algo que, hasta estos momentos, no ha sido posible. La Fiscalía aseguró que ha sido por acciones externas a su accionar procesal. En esta última ocasión, aseguraron que las autoridades brasileñas están haciendo exigencias adicionales a los acuerdos de cooperación internacional.

El reloj procesal corre en contra de las autoridades nacionales. El juicio contra José Elías Melo fue postergado para el 21 de enero, si los testimonios de los “Luises” no se toman en esa diligencia, no podrán utilizarse como prueba contra el expresidente de Corficolombiana.

 

LOS CONTRASTES

  • Guillermo Mendoza Diago Exfiscal General de la Nación 2009-2011

    “En nuestro procedimiento, la prueba testimonial se debe practicar en el juicio oral y esta prueba no puede ser utilizada para otros casos. Las autoridades brasileñas no deberían exigir este acuerdo”.


  • Richard Aguilar Senador del Partido Cambio Radical

    “Esto debe arreglarse por las vías diplomáticas para que los testimonios puedan llevarse dentro de este proceso. Por eso, le exigimos a Bustos, como fiscal ad hoc del caso, la mayor celeridad en los trámites”.

El exfiscal general, Guillermo Mendoza Diago, explicó que “en nuestro proceso penal, los testimonios se deben tomar en la etapa del juicio y someterse al orden de los interrogatorios para que puedan ser válidos como prueba”. Frente a las exigencias del Gobierno brasileño, Mendoza dijo que “estas pruebas no pueden ser trasladadas de un proceso a otro y solo se pueden usar en el caso Melo, por lo que resulta muy extraño este acuerdo. No había necesidad de establecerlo”.

Antecedentes
El caso Odebrecht ha tomado distintas ramas de investigación. La multinacional brasileña se ha visto involucrada en múltiples casos de corrupción que involucran la adjudicación de contratos de infraestructura en todo el territorio nacional y en casi todos los países de Latinoamérica. La Fiscalía tiene un abanico de cinco casos principales para investigar las irregularidades de esta empresa. Estos son: Ruta del Sol Tramo 2, Adición contrato Ocaña-Gamarra, Contrato Tunjuelo-Canoas, una irregularidad en el Banco Agrario y un dudoso contrato de estabilidad jurídica.

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.