Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Lunes, 15 de febrero de 2016

Por eso, uno de los primeros pasos para lanzar al mercado esta marca mixta fue solicitar el registro ante la Superintendencia de Industria y Comercio para que haga parte de la clase 33 de la Clasificación Internacional de Niza.

Cuando el caso llegó a la Dirección de Signos Distintivos se notificó que existía riesgo de confusión o asociación con otra marca llamada El Gobernador de Fideicomiso Inversiones Calle Sargento Mayor.

Al realizar la comparación entre ambos signos mixtos, la Dirección estableció que el elemento nominativo de la marca tenía más peso que la parte gráfica, debido a que sobresale la expresión “gobernador”, mientras que el término “ron” resulta ser explicativo, por lo tanto, no se puede brindar una exclusividad de su uso. 

Además, esta instancia dio cuenta que la marca registrada hacía parte de la clase 43, que comprende servicios de restauración (alimentación) y hospedaje temporal. 

Aunque esta no incluye sustancias embriagantes como tal, según la Dirección, se relacionan en la medida en que los servicios de restauración comprenden también los bares destinados  al suministro de bebidas alcohólicas”. 

Por lo que se presenta un riesgo de confusión, ya que pueden tener los mismos canales de distribución, divulgación o comercialización, y el consumidor podría pensar que tienen un mismo origen empresarial o que es un nuevo producto de la marca ya registrada.  

El apoderado de la sociedad, Antonio González, apeló diciendo que así los signos compartan la expresión “gobernador”, su marca protege productos exclusivos identificados como “ron como bebida alcohólica”, lo cual hace que la marca sea distintiva. Además, con el diseño propio del logo, logra ser diferente a la registrada. 

 El superintendente Delegado, José Luis Londoño, coincidió con el apoderado. En conversación con LR, explicó que “al ubicarse en la posición de un consumidor normal, este no pensaría que los rones, por ser un tipo de licor especial, son producidos por el mismo dueño del restaurante”. 

Así también lo opina  Juliana Echeverri, abogada de la firma My Brand, quien asume que “no existe conexión competitiva alguna con la marca El Gobernador que identifica restaurantes”. Por tal motivo, el Superintendente definió que  no hay ninguna relación que implique confusión,  así que resolvió revocar la decisión anterior y conceder el registro de la marca. 

Antecedentes:
La Empresa de Licores y Alcoholes de Bolívar tiene su sede principal en Cartagena, Colombia. Fue creada en 2013, con el objetivo de sacar al mercado rones de marcas Premium.
Esta sociedad opera como comercializadora de e  importadora de etanol, como proveedor de algunas compañías. 
Su nuevo producto pretende ser un ron extra añejo, 12 años con 35% de grado de alcohol. El lanzamiento de esta bebida al mercado está previsto para los próximos días. 

La opinión

Juliana Echeverri
Abogada de la firma My Brand

“Difícilmente un consumidor de una bebida alcohólica se confundiría con una marca aún similar que identifica un restaurante, un auto servicio o un establecimiento donde se expenden alimentos”.