Cushman & Wakefield

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co martes, 19 de mayo de 2020

La mayor recomendación de los expertos es buscar alternativas que beneficien tanto al propietario como al inquilino del inmueble

Con la expedición del Decreto 579 de 2020 el Gobierno Nacional dictó medidas en materia de propiedad horizontal y contratos de arrendamiento. Por ello, la compañía de servicios inmobiliarios Cushman & Wakefield propuso siete consejos para poder renegociar los que corresponden al alquiler corporativo.

Los expertos señalan que es necesario definir si es pertinente realizar la negociación. Se debe analizar qué tan afectada se vio la empresa hasta el momento y cuál es el panorama, pues la entidad señala que si el impacto todavía no es significativo lo mejor es intentar la negociación con más información para evitar conflictos con el propietario del inmueble.

El segundo consejo es planificar estratégicamente la negociación. “Es necesario evitar a toda costa acercarse a un propietario con un ‘pregunta ciega’ y considerar enmarcar una negociación en los planes de negocio de su empresa”, señaló Juan Carlos Delgado, country manager de C&W.

Adicionalmente, la firma sugirió determinar la posición comercial de la empresa para ver si hay problemas legítimos de iliquidez a corto, mediano o largo plazo, con el fin de proteger la continuidad. Una de las alternativas que se propone es la de acordar un cambio de sede que sea más favorable para la situación por la que pase la entidad.

Aprovechar las bases de datos de la organización para crear un panorama con el cual negociar, considerar la cultura y la marca de la entidad y asegurarse de actuar bajo esos lineamientos que caracterizan la empresa son otros dos consejos de los expertos.

Además, expresan la importancia de conocer el contrato de locación vigente con el que cuenta la organización, entender los meses de gracia, la forma de pago, las fechas de notificación, la prórroga o renegociación, entre otros términos que permitirán conversar con el propietario para establecer nuevas alternativas.

Finalmente, se propone actuar asociativamente y buscar el beneficio tanto del inquilino como del propietario.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.