Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 24 de agosto de 2016

Según  información del ministerio público, el exmandatario aceptó la renuncia presentada por Bermúdez el 16 de septiembre de 2014, a pesar de que la funcionaria no había hecho la petición de forma “espontánea, voluntaria, unilateral y libre”. 

Para la Procuraduría, la conducta fue realizada a título de dolo, dado que se evidenciaron situaciones de maltrato directo, en ese sentido el exmandatario tendrá que responder por una falta calificada provisionalmente como gravísima. 

“Es conocido por cualquier servidor público, y con mayor razón por parte de los nominadores de todas las entidades públicas, que algún tipo, sea el que sea, activo o pasivo, de afectación a la integridad física o, como en el caso concreto, emocional de sus subalternos para la situación bajo análisis, puede ser constitutiva de violación a las garantías que contra el acoso o persecución laboral”, señala el auto de la Procuraduría. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.