Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co jueves, 13 de junio de 2013

Ante la polémica que han generado los señalamientos que hace un supuesto testigo contra la actual presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá-CCB, Mónica De Greiff sobre los presuntos vínculos con el carrusel de la contratación, el presidente de la Junta Directiva de la entidad, Jaime Mantilla, en diálogo con LR dio su respaldo rotundo a De Greiff y expresó que fue elegida porque era la persona que cumplía el perfil que requiere para estar al frente de la entidad.

Así mismo, y ante las denuncias que se han presentado sobre posible corrupción en la Camara de Comercio y en los centros de arbitraje, fue enfático en aclarar que no existe corrupción y que la entidad es sinónimo de transparencia, respetabilidad y de prestigio.

¿Cuál es su opinión sobre el manejo que le están dando a las Cámaras de Comercio del país?
Las Cámaras de Comercio son las mejores instituciones que podría tener el país, es exitoso el trabajo que vienen realizando en las distintas regiones y ciudades, que definitivamente son unos centros donde convocan a los distintos sectores regionales. Es un aspecto que está siendo copiado, ya lo hizo Bolivia, Centroamérica y lo quieren hacer en otros países. Es un modelo colombiano que por sus buenos resultados está siendo replicado en otras partes del mundo.

¿Qué opina del trabajo que está haciendo la Cámara de Comercio de Bogotá?
El trabajo que ha venido realizando la cámara ha sido impresionante, desafortunadamente son tantas las áreas que la entidad maneja que muchas veces no se conocen. Hay encuestas internas donde hemos podido detectar que la Cámara de Comercio de Bogotá tiene una alta reputación, por debajo de las fuerzas militares y es precisamente debido a la credibilidad que ha tenido y a las obras que se hacen con un equipo espectacular como el que tiene la entidad.

Ha habido mucha polémica en el caso de la Cámara de Comercio de Barranquilla con la Superintendencia de Industria y Comercio ¿Qué opina usted eso?
Lamentablemente no voy a poder expresarme sobre la Cámara de Comercio de Barranquilla porque no conozco al interior qué sucedió, pero por lo que he podido leer en los medios ha sido una lucha de poder entre varios sectores. Eso indica y realza la importancia que tienen estas instituciones y cómo muchos sectores quieren trabajar en beneficio de estas entidades.

¿Cuál es su opinión frente a las denuncias que se conocieron contra la actual presidenta de la Cámara de Bogotá, Mónica de Greiff?
Realmente es imposible en este momento dar un concepto en relación a esta situación, porque hablan de un informante, no hay nada concreto, no hay algo que pueda dar mérito para una investigación. Lo que he tenido conocimiento es que simplemente han querido poner en la picota pública a una persona como Mónica de Greiff que viene de realizar una excelente trabajo en la Empresa de Energía de Bogotá y con una hoja de vida impecable que tuvimos oportunidad de examinar dentro de la Junta Directiva.

Encontramos muchos elementos importantes que cumplían el perfil que estábamos buscando. Puedo expresar que en el trabajo que ha venido haciendo en estos dos meses que lleva en el cargo, su desempeño ha sido exitoso. De Greiff tiene un gran conocimiento del sector público y privado, ha venido trabajando intensamente en compañía de la Junta Directiva para crear un ambiente positivo de diálogo entre la CCB y el gobierno Distrital. Este aspecto es fundamental para insistir y trabajar en las alianzas público-privadas. La Cámara es patrimonio de la ciudad, el trabajo es de absoluta transparencia y el equipo que encabeza Mónica de Greiff dan garantía de ello.

¿Cómo podría De Greiff fortalecer el manejo de la Cámara de Comercio?
El trabajo que hay por hacer es grande dentro de una ciudad con dificultades, el papel que juega la Cámara es esencial y eso es lo que ha venido haciendo. La entidad está aportando desde el punto de vista técnico con estudios y análisis sobre las directrices y el norte que debe tener Bogotá. Esta contribución no tiene bajo ninguna circunstancia elementos de carácter político.

¿Qué nos puede decir frente a las denuncias que existen ante el manejo del arbitraje dentro de la entidad?
Hay un total desconocimiento de lo que es el centro de arbitraje y conciliación de la CCB. Es el más importante de Iberoamérica, ha sido modelo para muchos países. Al centro de arbitraje vienen de las distintas cámaras de comercio a prepararse. Este escenario que tenemos ha sido replicado en otras cámaras e instituciones, es sinónimo de transparencia, respetabilidad y de prestigio.

¿Cómo escogen la lista de abogados?
Hay una Corte de Arbitraje conformado por personas con gran perfil profesional que han prestado servicios al país con reconocimiento dentro del área del derecho. Ellos son la garantía para seleccionar una lista de árbitros idónea. Por eso no podemos aceptar bajo ninguna circunstancia que se pueda decir que al interior del Centro de Arbitraje pueda haber situaciones de corrupción.

¿Han existido quejas del trabajo de los juristas?
Hasta el momento nunca ha habido ninguna queja en relación a los actos de honestidad de algunos de los juristas que componen esa lista. Es una garantía y reconocimiento al trabajo que se ha venido haciendo la entidad. Más de 50% de los árbitros son escogidos por las empresas en conflicto, en este proceso, la Cámara de Comercio no tiene ninguna incidencia. La entidad únicamente presta unos servicios logísticos, facilita la sede, tiene un reglamento estricto con altos estándares y conforma una lista de árbitros debidamente examinada por la Corte de Arbitraje.

Antes había 200 árbitros y ahora hay alrededor de 400 ¿Cuánto esperan ampliar esta lista?
La lista de árbitros tiene que ver con los negocios que se presentan, en este momento si acaso a un arbitro recibe un caso cada 14 meses. Por lo tanto la lista no puede ser tan grande, en primer lugar para tener los mejores y segundo para que al menos cada arbitro tenga un negocio al año.

¿Cómo son las relaciones al interior de la Junta Directiva ?
La Junta directiva de la CCB es un modelo, hay personas comprometidas de lleno con la institución donde no hay ningún interés distinto a trabajar por la institución y crear proyectos en beneficio de la ciudadanía. Es así como en las próximas semanas estaremos iniciando la construcción del Centro de Convenciones de Bogotá y este va a ser el segundo más importante de Latinoamérica para 4000 personas con una inversión de más de $300 mil millones.

¿Cómo está el arbitraje en Colombia con respecto a varios países de la región?
Todos los días y se está trabajando en perfeccionar el trabajo arbitral con el apoyo del Congreso, del Gobierno y las distintas entidades. Lo que se ha venido haciendo es un excelente trabajo y puede ser todavía superior.

¿Qué debe hacer el Congreso para regular el arbitraje?
En este momento los conflictos entre entidades del Estado no se resuelven por arbitraje, yo creo que con el tiempo tiene que haber esa posibilidad. Se puede lograr darle un alcance mayor al arbitraje. El Gobierno, Congreso y centros de arbitraje vienen trabajando en esa dirección.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.