Juan Carlos Agudelo Calderón Jueves, 8 de diciembre de 2016

Por su parte, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ha definido la moral como: “un término que determina lo que es socialmente correcto, usando para ello normas morales que si bien no son obligatorias, se traducen en costumbres que inducen a los individuos a comportarse de una forma determinada, al punto de que un acto inmoral sea reconocido por todos los miembros del grupo social”.

Ahora bien, aunque el concepto de moral es muy subjetivo y varía de persona a persona, existen algunos ejemplos de actos o hasta de personajes que son considerados como contrarios a la moral por un amplio sector de la sociedad. 

Pese a lo anterior, no se debe desconocer que en todo caso es prácticamente imposible que la totalidad de la sociedad coincida en que algo es inmoral.

Por lo anterior, los casos en los que se niega el registro de una marca por ser contraria a la moral son muy escasos porque para que ello suceda, es necesario que esta sea evidentemente contraria a la moral de la mayoría de los miembros de la sociedad.

Uno de esos casos, fue el de la solicitud del registro de la marca mixta Contra-bando para identificar ron de la Clase 32 de la Clasificación Internacional de Niza que se tramitó bajo el Expediente número 14 142706.

En ese caso, la SIC argumentó que el vocablo Contra-bando que significa “actividad ilegal que consiste en comerciar con productos sin pagar los impuestos correspondientes, en especial impuestos aduaneros” resultaba contrario a la moral colombiana porque el contrabando es uno de los comportamientos ilegales que genera mayor número de problemas sociales en nuestro país.

Otro antecedente fue en el que se negó el registro de la marca mixta Pablo Escobar solicitada por Luz Marina Escobar de Arteaga (la hermana de Pablo) por considerarse que ese signo atentaba contra la moralidad de la sociedad colombiana, ya que la marca se asociaba con el nombre y con el ciclo de violencia que ese personaje desató en los años 80’s en nuestro país.

En el ámbito internacional también se encuentran antecedentes como el de la negación del registro de la marca Joaquín El Chapo Guzmán solicitada por una de las familiares del narcotraficante mexicano. En ese caso, el registro fue negado porque esa marca evocaba a una persona que en ese momento era buscada por la justicia mexicana por la comisión de varios delitos.

Sin perjuicio de lo anterior, vale la pena mencionar que la oficina de marcas mexicana recientemente concedió el registro de la marca El Chapo porque esa expresión puede ser asociada con cualquier mexicano de baja estatura.

Para concluir, los solicitantes del registro de signos y los abogados que los asesoran deben estar atentos a que el signo solicitado no sea contrario a la moral del lugar geográfico en el que se solicita dicho registro. 

Además, también será necesario tener en cuenta la época de la solicitud, pues como bien sabemos, el concepto de moral es dinámico y evoluciona constantemente con el paso del tiempo.