Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co Miércoles, 9 de agosto de 2017

En Japón ya se han presentado iniciativas colectivas del mismo orden

Más de 700 mujeres instauraron una demanda por cerca de $490.000 millones a la farmacéutica alemana Merck Sharp & Dhome, como compensación por efectos secundarios de las vacunas con Gardasil. Dicha cifra podría aumentar si se incorporan más mujeres a la causa.

Según las demandantes, la vacuna, cuyo objetivo es atacar el virus del papiloma, genera un efecto negativo demasiado grande si se le compara con sus similares concebidas para el mismo fin.

Por su parte, en repetidas ocasiones el Ministerio de Salud ha controvertido sobre los efectos de la vacuna en el sistema inmune de las mujeres que aseguraron haber sido afectadas por esta.

En Japón ya se han presentado iniciativas colectivas del mismo orden, gracias a las que la medicina dejó de ser recomendada por las entidades de salud del país.