Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Miércoles, 4 de julio de 2012

Este fallo fue producido por una acción popular interpuesta por Angela Maldonado y Gabriel Vanegas, admitida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca en junio de 2011.

El caso se basa en que para encontrar una vacuna contra la malaria, que lidera el científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo, se basó en un proyecto con monos nocturnos, por lo tanto, se estableció que la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia (Fidic) del Ministerio de Ambiente y la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonía (Corpoamazonía) no cumplieron compromisos internacionales adquiridos por Colombia al suscribir y ratificar la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas, de Fauna y Flora Silvestres (Cites).

Esto porque no se realizaron controles estrictos con los permisos de estudio y caza científica de los primates, desprotegiendo así a los animales y afectando a los ecosistemas donde éstos han sido liberados.

Se le ordenó a Corpoamazonía revocar los permisos vigentes hasta 2015 para capturar a 4.000 Aotus Vociferans. La Procuraduría deberá iniciar acciones disciplinarias contra los funcionarios del Ministerio de Ambiente por el “cierre injustificado” de los procesos sancionatorios ambientales y disciplinarios contra Patarroyo y la Fidic

El Ministerio tiene plazo de tres meses para expedir la reglamentación de tarifas por uso y aprovechamiento de recursos naturales renovables.

Según el fallo, las anomalías en los permisos concedidos a Patarroyo se remontan a 1984. Desde entonces “se han concedido de manera irregular y en contravía del régimen de obligaciones y prohibiciones generales sobre fauna silvestre establecidas en el Código de Recursos Naturales”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.