Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co Viernes, 16 de agosto de 2013

Por segunda vez, la Superintendencia de Industria y Comercio decidió en primera instancia no concederle a la inglesa Next Group PLC el registro de la marca Next Kids, esta vez en la clase 25ª de la Clasificación de Niza, a raíz de la oposición de la empresa vallecaucana Nexxt, que argumentó el posible riesgo de confusión con las expresiones suyas que ya están en el mercado colombiano.

Anteriormente, la compañía colombiana había logrado que la SIC se pronunciara en el mismo sentido, ante el trámite de reconocimiento marcario que realizó la europea para el mismo signo, pero en la clase 35, para servicios de venta y publicidad de catálogos de ropa, sombrerería y zapatería, joyas, relojes, accesorios de moda y artículos para el hogar, entre otros.

Next Group PLC, cuyo domicilio está en Leicester, Inglaterra, es una de las multinacionales europeas más importantes y tradicionales de ropa, calzado y productos para hogares minoristas. Tiene alrededor de 700 tiendas distribuidas en ese país, el resto de Europa y Asia.

La vallecaucana Nexxt S.A., por su parte, presta servicios a tiendas, almacenes, boutiques, bazares y establecimientos que vendan, comercialicen, importan, exporten y distribuyan toda clase de vestuario en general, estos comprendidos en la clase 42. Igualmente, en la 25ª, distribuye prendas de vestir deportivas, clásicas, formales e informales para hombres, mujeres y niños, al igual que todo tipo de calzado formal o deportivo.

Para la Directora de Signos Distintivos de la SIC, la principal razón para darle razón a la oposición de Nexxt es que, justamente, hay similitudes entre su nombre y el que pretende registrar su competidora inglesa, Next Kids.

“Presentan similitudes que no logran desvirtuarse por la adición de la expresión Kids, ya que la misma es usualmente empleada para identificar productos de la clase 25ª”, indica la resolución, la cual adiciona que la pronunciación de los signos es muy similar, y que la ‘X’ adicional no altera en absoluto la pronunciación.

Para la Delegada, en su anunció también influye el hecho de que las clases (25 y 42) en las cuales encajan los nombres de Nexxt y la solicitante Next Kids, poseen conexión dentro del mercado. “Son empleados para vestir y proteger el cuerpo humano” y “adicionalmente son comercializados por idénticos canales, como boutiques, centros comerciales y centros de diseño, y publicitados en medios como revistas de moda y desfiles”.

Laura Rojas, especialista en tema de marcas, patentes y competencia desleal, explica que en los pleitos marcarios “hay algo claro”: primero en el tiempo, primero en el derecho. “No importa que venga una multinacional y lo grande que sea. El empresario local también merece garantías para proteger sus marcas”.

La Superintendencia no tuvo en cuenta las pruebas aportadas por Next Group, con las que alega una notoriedad sobre su opositora, debido a que no canceló la tasa ($450 mil) que se exige para que este argumento sea analizado. Aun así, la compañía británica puede interponer una apelación contra esta resolución.