Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co miércoles, 26 de octubre de 2016

Martínez dijo en el Congreso que las hectáreas sembradas con cultivos ilegales están bordeando las 200.000, según varios informes e indicó que según el presidente Juan Manuel Santos no está anulada la posibilidad de volver a hacer aspersión aérea. Según estas cifras, y las críticas del senador Citante, Hernán Andrade, del partido Conservador, estamos en las mismas hectáreas de 2001.

Frente al tema, ayer el ministro Villegas explicó que “por el momento no tenemos considerado el regreso” de la aspersión aérea, si bien aclaró que tal posibilidad tampoco está prohibida.

“Y las cifras con las que estamos trabajando son las oficiales de las Naciones Unidas que son alrededor de 90.000 hectáreas”, agregó el Ministro, que también felicitó la capacidad de la Fuerza Pública, la cual sigue vigente para los programas de erradicación,  sustitución e interdicción en la cadena del narcotráfico.

“Están dando resultados. Hasta anoche habíamos llegado a 305 toneladas de cocaína incautadas y varios miles de laboratorios destruidos en lo que va del año, con lo cual quedó aprobado que somos capaces de sobreponernos a esa cifra de cultivos que aumentó, pero enfrentar una reducción del negocio del narcotráfico”, precisó Villegas.

Por su parte, y en el mismo debate, el Fiscal celebró que hace una semana su Entidad incautó los primeros activos “ilegales” que solían pertenecer a las Farc, cercanos a los $10.000 millones, que fueron producto de la minería ilegal en Vichada. Además, el mismo día quedó en firme la primera sentencia de  sustitución de cultivos y extinción de dominio, que dejó al Estado más de $1,8 billones.

En el debate finalmente, el ministro de Justicia, Jorge Londoño, resaltó los altos costos de la fumigación por hectárea, que cuesta cerca de $230 millones y continúo validando la tesis que explica “que cuando se realiza aspersión con glifosato, los cultivos terminan aumentando, ya que el precio de la hoja subió $1.000 por kilogramo, alcanzando los $3.000”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.