Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co Viernes, 19 de febrero de 2016

Con esta intención, Federico Díaz Quintero solicitó el registro de ‘U Ingrese a la Universidad’, como marca mixta para distinguir útiles escolares  de la clase 16 y academias escolares de la categoría 41 de la Clasificación Internacional de Niza.

Pero la marca registrada de un tercero fue un obstáculo para que la Dirección de Signos Distintivos fallara a favor de la petición de Díaz. 

Según el estudio de registrabilidad, existía una marca llamada U y otra Paso a la U, ambas  propiedad de Fausto Sáenz Orjuela, también mixtas y pertenencientes a la clase 41.

En ocasiones anteriores, el titular de esta marca  se había manifestado en contra del registro, pero en esta oportunidad, la oposición no se validó porque no cumplía los requisitos que establece la Superintendencia de Industria y Comercio. 

De todas formas, de nuevo le fue negada la marca al solicitante, debido a que cuando se examinó lo visual y nominativo de la marca se evidenció que los signos eran similares. 

Además, según la resolución, el elemento que sobresale del signo solicitado es precisamente el   que le da distintividad al registrado. Por lo que un consumidor al verlos no identificaría claramente cuál es la diferencia entre ambos. Más cuando las dos marcas son complementarias, en el sentido en que brindan servicios educativos.   

El apoderado Nestor González refutó esta decisión, pero cuando la Delegatura revisó el caso encontró que en efecto las marcas U Ingrese a la Universidad, U y Paso a la U eran muy similares por las mismas razones que definió la Dirección de Signos Distintivos; por lo que también la declaró irregistrable. 

Con la decisión concuerda Adriana Polo, abogada de von Bila, de la Pava & Bertoletti, ya que “estas sonmarcas que evocan la misma idea en el usuario y en últimas, lo que la oficina de marcas está protegiendo es al consumidor”.  La experta indica que puede generarse confusión indirecta,  porque el público puede pensar que  pertenecen al mismo empresario.

Ahora bien, es preciso cuestionarse porqué si había un antecedente de negación, la SIC  otra vez hace un estudio entre ambas marcas que han estado en pugna. Sobre esto, la abogada Luisa Parra, de la firma SPI Américas, aseguró que no hay restricción para presentar una marca cuantas veces se quiera porque la Superintendencia está en el deber de estudiar el registro una vez se haya pagado el monto requerido. 

“Será la entidad quien estudiará inicialmente la solicitud de forma y posteriormente de fondo, a fin de determinar su registrabilidad”, afirmó.

Antecedentes
En ocasiones anteriores Federico Díaz Quintero había solicitado el registro de las marcas mixtas ‘U Ingrese a la Universidad ‘ para distinguir servicios de la clase 41. 

La primera vez que la presentó fue en 2011, luego un año más tarde y esta última vez en 2014.

En todas figuró la marca mixta U de Fausto Sáenz como impedimento para el registro y siempre se argumentó que no era válida debido a la semejanza entre los signos y a que ambas prestaban servicios educativos.  

Las opiniones

Adriana Polo
Abogada de  von Bila, de la Pava & Bertoletti 
“Son marcas que evocan la misma idea, por lo tanto va a haber confusión indirecta, que es aquella que lleva al público a pensar que como las dos marcas se parecen, entonces pertenecen al mismo empresario”.