Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co sábado, 23 de enero de 2016

El documento se presume como la prueba reina con la que se comprobaría una presunta competencia desleal y espionaje industrial por el grupo empresarial que tiene la distribución de la marca en Ecuador y tiene como destinatario a Marcos Malo, CEO de Neohyundai.

Allí se señala que “el Distribuidor no ha cumplido con las Compras Mínimas y Cuotas de Ventas establecidas en las secciones 8.02 y 8.03 del Acuerdo” y que además “legalmente podría rescindir el Acuerdo antes del 31 de diciembre de 2015, siguiendo los procedimientos de las secciones señaladas y la Sección 13.03”.

Cuando se habla del Distribuidor se hace referencia a  Hyundai Colombia Automotriz, gerenciada por Mattos. El documento es redactado por José Alejandro Cárdenas, socio de Cárdenas & Álvarez Abogados, como asesoría legal para evaluar los “riesgos potenciales para HMC asociados con el nombramiento de un distribuidor adicional para Colombia, mientras que el actual Acuerdo sigue vigente”, así como “los riesgos potenciales para HMC asociados con la terminación del Acuerdo y/o con la no renovación del Acuerdo”. La clave no sólo se encuentra en la fecha de redacción del documento, marzo 23 de 2015, sino en el conocimiento que Cárdenas tendría sobre el contrato confidencial entre Mattos y la casa matriz, así como de los estados financieros de la compañía para tener como conclusión que la distribuidora colombiana no había cumplido con sus responsabilidad en la compra a HMC de 4.000 vehículos  y venta al público de la misma cantidad, repartidos en igual proporción para 2014 y 2015 (2.000 por año). Parecería claro que la información es totalmente proporcionada por Malo para el análisis del abogado colombiano. 

La conclusión del documento es simple “parece más racional no rescindir el Acuerdo antes de esa fecha (31 de diciembre de 2015), y luego HMC puede abstenerse de renovar el Acuerdo a períodos futuros”, tal y como sucedió el año pasado y que se dio a conocer en septiembre cuando la casa matriz le comunicó a Mattos que no seguiría siendo su distribuidor, pese a que llevaban 23 años trabajando en conjunto.

Y lo que es más coincidente, una relación comercial que termina con la selección de Neocorp, del Grupo Eljuri, como el nuevo distribuidor para Colombia y quién se queda con 82% del mercado de taxis en el país. 

La relación entre Marcos Malo y Juan Gabriel Eljuri Antón es profunda, no solo comercial, sino familiar, ya que Malo es esposo de una de las hijas de Eljuri, aseguró una fuente cercana al proceso. 

Tal y como lo asegura Álvaro Correa, abogado de Baker & Mckenzie, “si una corporación ha tenido acceso a información confidencial reservada de otra; como estados financieros e información comercial; la firma puede estar incurriendo en una infracción a la ley penal”, lo que implicarían entre 3 y 5 años en la cárcel de ser hallados responsables, así como multas.

Desde el punto de vista penal hoy en día cursa un proceso por  fraude aduanero, falsedad en documento privado e incluso lavado de activos contra Global Car World, que hizo una importación de vehículos usando, presuntamente emblemas de la compañía de Mattos. 

El proceso  producto de la disputa no solo cursa en la Fiscalía General de la Nación sino que la defensa planea presentar cargos por competencia desleal ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), “lo que podría generar multas y la obligación al infractor a reparar el perjuicio que con la conducta ocasionó”, dijo Pablo Márquez, socio de Márquez, Barrera & Castañeda.En este proceso también se juega una estrategia que parecería dirigida a la pérdida del contrato de Mattos planeada desde el Grupo Eljuri.

AL intentó obtener declaraciones del Grupo Eljuri y no fue posible.

Actuaciones
Ante las pruebas encontradas, las fuentes consultadas le dijeron a AL que Hyundai Colombia interpuso demanda en la Superintendencia de Industria y Comercio por reclamaciones de repuestos; denuncia penal por fraude aduanero, falsedad en documento privado e incluso lavado de activos contra las personas naturales que operan Global Car World; en jueces civiles denuncias por temas contractuales; y en cuanto a competencia desleal, “Hyundai Colombia está pensando en las alternativas que tiene como fin interponer las acciones respectivas”, concluyeron las fuentes.}

Pablo Márquez
Socio de márquez, barrera & castañeda
“Cuando un competidor utiliza estrategias dirigidas a que el rival pierda un contrato, se denomina inducción a la ruptura contractual y desde luego termina siendo un acto de competencia desleal”. 

Álvaro Correa Ordóñez
Socio de Baker & McKenzie
“Si una corporación ha tenido acceso a información confidencial reservada de otra, como estados financieros e información comercial, la firma puede estar incurriendo en una infracción a la ley penal”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.