Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co viernes, 20 de agosto de 2021

El principal beneficio es la amnistía que se da una única vez luego de seis meses a personas que pagaron sus deudas en las entidades

La Corte Constitucional ayer estudiaba la viabilidad del proyecto de ley conocido como “Borrón y cuenta nueva”, el cual busca ciertos alivios a los deudores morosos en las centrales de riesgo. El senador David Barguil, uno de los autores de la iniciativa, junto con el senador Luis Fernando Velasco, dijo a Asuntos Legales que confía en la Corte, pues el tribunal “siempre ha estado del lado de los colombianos. Si la ley es declarada exequible, el Congreso la remitirá a sanción presidencial”.

ABC del proyecto

Según explicó Barguil, el “corazón del proyecto” es la amnistía que se da una única vez para personas que ya pagaron sus deudas; tras seis meses desde el pago, los ciudadanos saldrían inmediatamente del reporte negativo y se les restablece su calificación para que sean sujetos de crédito. “Hemos dicho que esta norma será una de las principales herramientas de la reactivación económica del país porque hemos calculado que alrededor de 10 millones de colombianos tendrán posibilidad de acceder a crédito. Esto ayudará a mover la economía”, agregó el senador.

Otros de los beneficiarios del proyecto serán jóvenes y mujeres rurales, estudiantes con créditos en el Icetex y víctimas del conflicto. Estos grupos poblacionales saldrán de manera inmediata del reporte una vez hayan saldado sus deudas: no deberán esperar un semestre. “Las medidas ayudarán a que retomen su vida crediticia. Descubrí que mucha gente se había quedado por fuera de los programas de vivienda del Gobierno, porque dichos programas son a través del sistema financiero”, dijo Barguil.

La tercera medida importante es que las pequeñas deudas, por debajo de 20% del salario mínimo (menos de $136.279) deberán ser reportadas con dos notificaciones en un intervalo de 20 días. “Hay gente reportada en centrales de riesgo por $5.000 o porque se equivocó pagando el celular o salió de viaje y no pagó la factura de DirecTV. Este punto es para ayudar al usuario y deudor a que, solo por una equivocación, no vea afectada su vida crediticia”, afirmó Barguil.

Otro de los puntos importantes es que habrá mayor protección para las víctimas de suplantación personal. “Las víctimas de suplantación que viven un calvario porque delincuentes, por ejemplo, sacan líneas de celulares a su nombre, lo cual es fraudulento.

También se da con los créditos. Hoy, deben llevar un proceso por estafa y eso se puede demorar años en la justicia. Con esta ley, con la sola denuncia la persona debe quedar eliminada del reporte negativo con una nota que aclare su condición de víctima”, aclaró el funcionario.

LOS CONTRASTES

  • David BarguilSenador de la República

    “La Ley servirá para que los ciudadanos puedan restablecer su calificación y acceder a servicios como créditos en entidades financieras y establecimientos de comercio, o un crédito para emprender”.

Algunos puntos adicionales del articulado establecen que queda prohibida la consulta de las centrales de riesgo para otorgar un empleo. Adicionalmente, las centrales de riesgo están en la obligación de crear una aplicación digital y de fácil acceso público a todos los titulares de datos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.