Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co martes, 25 de octubre de 2016

Según el primer mandatario, “el objetivo de alcanzar un nuevo acuerdo requiere que trabajemos con celeridad y sentido de la urgencia, por lo cual los invito (a los tres) a aportar ideas a este propósito nacional”.

El exprocurador Ordóñez y Ramírez ya aceptaron la invitación, mientras que, en representación de Pastrana, asistirá el excomisionado de paz Camilo Gómez. "He convocado mañana martes 25 de octubre a una reunión de ustedes con miembros del equipo negociador del Gobierno, aquí en la Presidencia", dice la misiva del Jefe de Estado. 

Según manifestó el presidente Santos, se recibieron “500 propuestas organizadas, sistematizadas y catalogadas en función de los puntos del acuerdo de paz. Todas están siendo estudiadas y consideradas con gran cuidado y respeto”.

Por su parte, los negociadores del gobierno aún se encuentran en La Habana, reunidos con el grupo negociador de las Farc.

A continuación, la carta conpleta del presidente Santos a los líderes del no.

Doctor Andrés Pastrana

Doctora Marta Lucia Ramírez

Doctor Alejandro Ordoñez

Respetados,

Desde el 2 de octubre, recién publicados los resultados del plebiscito, los reconocí públicamente y convoqué al país a un diálogo abierto y constructivo para la unión y la reconciliación nacionales alrededor del propósito que anima a todos los colombianos de alcanzar la paz.

El diálogo ha sido franco y sincero. Ha involucrado a todos los sectores, tanto los que promovieron el No, como los que apoyaron el Sí en el plebiscito.

Personalmente me he reunido con decenas de organizaciones sociales, sindicales, la iglesia católica y otras iglesias y confesiones religiosas, con representantes de las víctimas, de las mujeres, con jóvenes y universidades, con todos los partidos políticos, con Alcaldes y con Gobernadores.

He escuchado con atención el clamor de los ciudadanos, en particular los más jóvenes, quienes en marchas, reuniones y actos públicos se han tomado las calles para reclamar una pronta solución y un nuevo acuerdo ya.

Designé igualmente a negociadores del gobierno para que sostuvieran reuniones de trabajo, con el fin de escuchar, recibir y analizar las propuestas de cambios, ajustes y precisiones al acuerdo de paz.

Este proceso ha sido intenso y provechoso. A la fecha, tenemos más de 500 propuestas organizadas, sistematizadas y catalogadas en función de los puntos del acuerdo de paz. Todas están siendo estudiadas y consideradas con gran cuidado y respeto.

El objetivo de alcanzar un nuevo acuerdo requiere que trabajemos con celeridad y sentido de la urgencia. No es conveniente para Colombia prolongar la incertidumbre. Por ello hemos trabajado sin pausa y con cuidado en este empeño. Desde el viernes pasado, di instrucciones a los negociadores para que se reúnan con las Farc para revisar las propuestas y trabajar sin descanso para incorporar las que contribuyan a mejorar el acuerdo.

El Instituto KROC for International Peace Studies de la Universidad de Notre Dame viene desde hace varios años realizando un juicioso y detallado estudio comparativo sobre los 34 procesos de paz integral alcanzados en el mundo entero, incluyendo el colombiano, desde 1989 hasta hoy. El objetivo del estudio es determinar los elementos que en los acuerdos de paz permiten reducir al máximo el riesgo de volver a un conflicto.

Fruto de ese trabajo han señalado que el acuerdo alcanzado para Colombia es el mejor y más integral de los analizados. Resaltan no sólo el que el acuerdo contemple una serie de elementos esenciales para el desarrollo rural, los derechos de las víctimas, la justicia y los derechos humanos. Destacan igualmente el que no se incluyera –a diferencia de la gran mayoría de los acuerdos estudiados— reformas a las Fuerzas Militares ni la Policía ni esquemas de poder compartido.

Sin importar la valoración de los expertos, vamos a trabajar para mejorar aún más el acuerdo y para que cuente con toda la legitimidad política y jurídica. Es la condición para alcanzar una paz estable y duradera y más amplia y profunda.

Nadie puede poner en duda el compromiso del Presidente de la República con nuestra democracia, nuestras instituciones, las decisiones de la justicia colombiana y la paz.

Como ustedes lo reconocen, es el Presidente de la República, en cumplimiento del Artículo 22 de nuestra Constitución, quien es el único responsable y habilitado para hacer la paz. He cumplido con ese mandato, y voy a seguir haciéndolo hasta el último minuto de mi ejercicio democrático como presidente de todos los colombianos.

Con el fin de mantenerlos informados de los avances de este proceso, y como les pude comunicar personalmente al ex presidente Andrés Pastrana y a la Doctora Marta Lucía Ramírez, he convocado mañana martes 25 de octubre a una reunión de ustedes con miembros del equipo negociador del Gobierno, aquí en la Presidencia.

Estoy convencido de que si todos los colombianos, trabajamos con espíritu democrático y con sentido de patria, lograremos una paz que nos una y nos beneficie a todos.

Los invito a aportar con sus esfuerzos e ideas a este propósito nacional.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.