Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co sábado, 12 de junio de 2021

El Gobierno Nacional anunció que logró esa extensión del plazo con la Unesco por las dificultades que ha generado el covid-19

Hasta el primero de diciembre de 2022 se movió el plazo para demoler el edificio Aquarela en Cartagena, un proceso que lleva cuatro años y que se ha retrasado aún más por el tema del covid-19.

El Gobierno Nacional anunció que logró esa extensión del plazo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Este organismo mantiene la posición de la necesidad de demoler Aquarela "como principal medida de mitigación, debido a que impacta negativamente el valor universal excepcional del bien, en este caso Cartagena".

Isabella Restrepo Mejía, directora de la Fundación Centro Histórico, le dijo a Colprensa: “Son muy claros en que Aquarela hay que quitarlo, si uno lee el numeral 8 expresan su gran preocupación por el impacto negativo que genera el proyecto al patrimonio. Estamos convencidos que el Alcalde de Cartagena y el Gobierno Nacional harán todo lo posible para que Cartagena no salga de la lista de Patrimonio de la Humanidad”.

Sin embargo, una vocera de Promotora Calle 47, constructora del proyecto, le dijo a Colprensa que "los constructores del proyecto habitacional Aquarela continuarán, como lo han hecho hasta el momento, demostrando la legalidad de la obra en los estrados judiciales". Y agregó que Cartagena no está en trance de perder la excelsa declaratoria de Patrimonio de la Humanidad otorgada por la Unesco.

Según explicaron, este proceso está en la etapa de la presentación de un informe por parte de Colombia sobre el estado y las gestiones realizadas para la conservación del bien (Cartagena). Con este documento, la Unesco efectúa unas observaciones que se deben discutir en la Convención Mundial de Patrimonio que se dará el próximo mes (julio), donde también otros países miembros pueden opinar.

"Luego de esa discusión, basada en el borrador, se toma la decisión y se convierte en el documento final de decisión, con el cual el país deberá rendir un informe actualizado sobre el estado de conservación del bien y la aplicación de todos los puntos para que se examine en la 46ª reunión del Comité de Patrimonio Mundial, en 2023", explicó Colprensa.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.