Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co Miércoles, 11 de febrero de 2015

Si bien el Gobierno ha declarado al contrabando objetivo de alto valor para la fuerza pública y el año pasado las incautaciones y aprehensiones de mercancías quitaron al crimen organizado cerca de $308.000 millones (22% más que en 2013), los delincuentes buscan la manera de pasarse ‘por la faja’ la autoridad y siguen contrabandeando en mayor medida prendas, víveres, licor y combustibles.

El año pasado hubo 13.991 casos de prendas incautadas, es decir 40%; en víveres, 6.722, es decir 19%; licor 4.423, equivalente a 13% y combustible, se llegó a 4.020, lo que representó 11%.

Juan Carlos Pinzón, ministro de Defensa, cartera que maneja de presupuesto cerca de 3,4% del PIB nacional comenta que “el contrabando se ha vuelto un nuevo reto en materia de seguridad porque si bien es una práctica vieja, en los últimos años no solo ha sido un lavadero de dinero del narcotráfico, sino una fuente de renta para bandas criminales como ha sido el caso del combustible para las Farc y el ELN”.

Es decir que este delito a parte de quitar empleos formales a los colombianos al mismo tiempo financia la violencia.

Pedro Sarmiento, director de impuestos Deloitte, explicó que “el contrabando se divide en técnico y abierto. Al primero hay que prestarle toda la atención porque es el que hacen las empresas buscando aranceles más baratos o para no pagar. La entrada, en cambio, del contrabando abierto se evidencia principalmente por Venezuela”.

Por tal la razón entre 2013 y el 2014, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) fortaleció su pie de fuerza 55% pasando de 952 uniformados a 1.476. Así mismo creó dos Cboc (unidades de contrabando) en Cúcuta, Colombia y San Cristóbal, Venezuela.

La minería ilegal es otro nuevo reto en materia de seguridad para este 2015. Este delito que atenta contra las mayores riquezas que tiene Colombia: el agua y la biodiversidad, se encarga además de generar rentas para grupos armados y no para los municipios con el fin de hacer política social.

En este aspecto, Pinzón afirmó que en 2014 se intervinieron 655 minas, la incautación de maquinaria pesada, equipos y vehículos aumentó 56%, mientras la destrucción de retroexcavadoras creció 100% y de dragas 28%. Todo esto para dar con un total de 1.757 capturados por este delito, 27% más que en 2013. “Por donde se mire la minería ilegal es un atentado contra la sociedad, por eso hemos tenido que enfrentarla y destruir maquinaría, actividad que no preferiría hacer”. Agregó que hay que reconocer que Colombia no tiene una legislación efectiva contra esta minería por lo que “seguimos utilizando normas ambientales que generan escasamente multas fácilmente financiables”.

Otras cifras del año pasado
En seguridad ciudadana se resaltó que el año pasado el número de cuadrantes del sistema nacional de vigilancia incrementó 42% (1.404 cuadrantes) y los homicidios se redujeron en 14% al pasar de 15.419 a 13.258.

El hurto a personas disminuyó en 1,3% (93.742 a 92.499); a residencias bajó 4,4% (21.207 a 20.265), los comerciales disminuyeron 6,1% (22.657 a 21.279) y a automotores se redujo 14,2% (8.934 a 7.668). Sin embargo, el país se rajó en dos aspectos: el hurto a entidades financieras aumentó 19,1% pasando de 89 casos a 106 y el robo de motocicletas incrementó 0,9% de 23.200 casos reportados a 23.398. En la lucha contra el terrorismo, en 2014 en 89% de las ciudades las Farc y el ELN no hicieron presencia, mientras en 86% de los municipios no lograron tener actuación lasbandas criminales.

Más Recursos
En el contexto de gerencia pública, las Fuerzas Militares y Policía Nacional delimitaron un plan de ejecución de recursos extraordinarios ajustado a las necesidades del país en materia de seguridad y defensa. En este sentido la responsabilidad de ejecutar $7,2 billones provenientes del impuesto al patrimonio se distribuyeron de la siguiente manera: 39% ($2,83 billones) de este está siendo invertido en el control territorial y desarticulación, cerca de 25% ($1,77 billones) en capacidades estratégicas, 20% ($1,46 billones) a seguridad ciudadana y 16% ($1,14 billones) restante para la seguridad de los uniformados.

Las opiniones

Juan Carlos Pinzón
Ministro De Defensa

“El contrabando se ha vuelto un nuevo reto en materia de seguridad porque si bien es una práctica vieja, en los últimos años no solo se ha constituido como un lavadero de dinero del narcotráfico, sino como fuente de renta importante para bandas criminales”.

Pedro Sarmiento
Director de impuestos de Deloitte

“Hay que estar dotando a la Dian de gente capaz y honesta, pues si eso nos funciona podremos combatir el contrabando. Así saquen una cantidad de leyes no podremos disminuir este delito que le quita rentas al Estado, sin un buen recurso humano”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.