Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa domingo, 9 de octubre de 2016

“Anoche me reuní con mi familia, y decidimos que los ocho millones de coronas de reconocimiento del Premio Nobel los vamos a donar para que las víctimas puedan ser reparadas. Vamos a decidir a qué obras o fundaciones que tengan que ver con la paz y la reconciliación”, señaló el jefe de Estado.

Santos visitó este domingo a Bojayá, municipio duramente golpeado por el conflicto armado, donde el día 2 de mayo de 2002 un cilindro cargado con explosivos arrojado por las Farc cayó en la iglesia donde se realizaba una misa y mató a casi un centenar de personas.  

La comunidad, durante la homilía de este medio día, le regaló al primer mandatario una réplica del Cristo mutilado que conservan como símbolo del sufrimiento del pueblo tras la explosión.

“Este es el símbolo de paz de Bojayá, no tiene pies ni manos, pero queremos que usted lo conserve en reconocimiento a sus esfuerzos por la paz”, le dijo una de las víctimas a Santos.

A su turno, el Presidente agradeció el gesto, hizo el anuncio de la donación de su premio y reiteró que el Nobel de Paz “es un mandato del mundo entero para que sigamos entre todos buscando la paz. Yo, como Presidente de la República, seguiré buscando y consolidando esta paz. Este Nobel es de los millones de víctimas y quién más encarna a las víctimas que ustedes en Bojayá”, dijo.

Y concluyó: “no voy a desfallecer un solo segundo por alcanzar la paz. Entre todos vamos a convertir el resultado del plebiscito en una gran oportunidad para conseguir un acuerdo todavía más fortalecido, para alcanzar que esta sea una paz más estable y duradera”.

(En desarrollo)

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.