Colprensa Miércoles, 14 de agosto de 2013

El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, le recomendó al Gobierno Nacional tomar medidas urgentes orientadas a corregir las fallas que presenta la nueva administradora de pensiones estatales, Colpensiones.

En una misiva dirigida al presidente de la República, Juan Manuel Santos, al ministro de Trabajo, Rafael Pardo, al superintendente Financiero, Gerardo Hernández Correa, entre otros más, Ordóñez expresó su preocupación por la situación actual de la nueva entidad.

Los principales afectados son los usuarios. “Con inmensa preocupación presento un nuevo informe que permite a la Procuraduría General de la Nación insistir en un respetuoso llamado de urgencia, con ocasión de las serias fallas que continúa presentando Colpensiones, lo cual viene ocasionando enormes perjuicios para sus afiliados, con total vulneración de los derechos fundamentales a la vida, la salud y la seguridad social”, dice la carta.

El Ministerio Público señaló también que entre septiembre del año 2011 y el mismo mes de 2012 la Procuraduría recibió 2.622 quejas contra el antiguo Instituto de Seguros Sociales (ISS), mientras que entre octubre 2012 a julio de 2013 se han recibido más de 7.000 quejas contra la nueva entidad, que empezó a regir desde finales del año pasado.

Igualmente, señaló que hasta la fecha, la entidad en cuestión ha presentado respuesta a tan solo 1.113 casos, los cuales se encuentran en proceso de revisión, ya que muchos vienen con negativas o con respuestas que no son de fondo y que les han dado a los usuarios en un formato unificado.

Entre los problemas más recurrentes denunciados por los usuarios de Colpensiones están las inconsistencias en las historias laborales por el mal funcionamiento de los sistemas de información, el desconocimiento de los términos de respuesta frente a los derechos de petición, la no resolución o la negación de pensiones a servidores públicos, el no pago de retroactivos, los obstáculos para la notificación de procesos al representante legal, y la falta de cumplimiento de los fallos de tutela, sentencias ordinarias, e incidentes de desacato.

Ordóñez insiste en que Colpensiones inició actividades sin estar preparada para asumir la administración del Régimen de Prima Media, lo que habría derivado en el deficiente cumplimiento de sus funciones. Y hace énfasis en que se debe dar una solución pronta para evitar futuros malestares de los usuarios.

En la carta se dejó de presente un déficit en la asesoría a los usuarios en los centros de atención de la firma Colpensiones ya que se dan respuestas, en muchos casos, evasivas y que en varias ocasiones los funcionarios de la empresa aducen no conocer los temas consultados y que es frecuente la remisión de los usuarios a la página web sin tener en cuenta que hay personas de la tercera edad con pocos conocimientos tiene sobre consultas a través de Internet.