Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Lunes, 2 de febrero de 2015

Castillo Cisneros fue investigado por una reunión celebrada en una finca de su propiedad en marzo del 2014 a la que asistieron 50 personas entre quienes estaba el representante a la Cámara, Albeiro Vanegas, con lo cual habría vulnerado la Ley de Garantías. 

La prueba reina en este caso era un vídeo que registró la reunión en donde no hubo volantes, medios de comunicación, ni propaganda política, según señaló la propia Procuraduría. 

“Debe haber algo que supla la no presencia del candidato o de sus propiedades como para considerar que se trató de una actividad prohibida, algo que aquí ciertamente no ocurrió”, señaló el procurador Juan Carlos Novoa. 

En audiencia de lectura de fallo, la Sala Disciplinaria de la Procuraduría además estimó que el Gobernador no incurrió en ninguna falta disciplinaria pues dicha reunión era un almuerzo de carácter privado y no tenía fines proselitistas. 

“El objeto de la reunión no era una causa partidista con fines electorales. Los que rindieron testimonio tenían condición de invitados y ellos destacaron que el objeto de la reunión era un almuerzo. Ninguno de los testimonios da cuenta de que el motivo era apoyar una candidatura ni que tenía una causa electoral “, señaló Novoa. 

La decisión no fue recurrida en audiencia por lo que quedó en firme.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.