Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla martes, 15 de enero de 2019

El abogado Abelardo de la Espriella interpuso la queja porque el funcionario reveló información sensible de un proceso judicial

La Procuraduría sancionó al exsuperintendente de Salud, Gustavo Morales Cobo, por haber revelado información confidencial del proceso que adelantó la entidad contra la empresa Salud Andina EPS.

La sanción recayó porque Morales informó a los medios que iba a negar la petición que realizó la EPS, debido a que uno de los integrantes de la junta directiva tenía vínculos con grupos paramilitares. Debido a esta acción catalogada como imprudente, la Procuraduría lo acaba de sancionar.

La queja contra Morales Cobo la interpuso el abogado Abelardo de la Espriella, quién alegó que la información develada por Morales vulneraba el debido proceso. Entre las pruebas que se utilizaron para determinar la veracidad del caso se analizó el informe del entonces secretario de Transparencia, Rafel Merchán. En él se expuso que Gerardo Vecino Villareal, uno de los miembros principales de la entidad prestadora de salud, fue mencionado como colaborador de grupos paramilitares en el Atlántico.

Los argumentos que sustentaron la sanción disciplinaria contra Cobo fueron:  un fallo judicial había ordenado habilitar a Salud Andina y  que el funcionario publicó datos que hacían parte de un proceso que estaba en su despacho. Adicionalmente, anticipó su decisión, vulnerando el derecho al debido proceso y afectando el buen desarrollo de la causa investigada.

Información que, según la entidad, solamente podía ser plasmada “en el acto administrativo que pusiera fin al respectivo trámite de habilitación”. Por esta falla procesal, Morales deberá pagar una multa de $128 millones.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.