Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 10 de octubre de 2013

Luego de casi tres meses de estar discutiéndose en la Comisión Primera del Senado el proyecto de ley por medio del cual se buscan fijar nuevas medidas para la descongestión carcelaria, la iniciativa está totalmente estancada.

Aunque esta es una de las prioridades del Gobierno, el proyecto ha tenido problemas de diferentes tipo para su trámite. El primero fue el cambio de ministro de Justicia, pues el paso entre Ruth Stella Correa y Alfonso Gómez Méndez llevó a que se perdiera casi un mes para que retomar la discusión.

Sin embargo, los mayores inconvenientes que ha tenido el proyecto radican en las diferencias que tienen sobre el mismo la Fiscalía, el Gobierno y los senadores, lo que motivó a que después de dos sesiones se optara por crear una comisión alterna que estudie los distintos puntos de vista e intente llevar una propuesta unificada para la próxima sesión. Para la expresidenta de la comisión, la senadora Karime Motta, no se puede aprobar una ley como solución al problema carcelario, en donde realmente no se implementarán soluciones en concreto.

“El proyecto no logra su objetivo fundamental de erradicar el hacinamiento y avanzar en la resocialización. Por eso propongo la creación de una comisión de legisladores que, junto con el Ministerio de Justicia y la Fiscalía avancen en la redacción de un articulado que responda a lo que necesita el país”, señaló.

Ese planteamiento lo ha expuesto desde el comienzo del trámite de la ley la Fiscalía General de la Nación, cuando el proyecto inició desde la legislatura anterior en la Cámara de Representantes.

El vicefiscal Jorge Perdomo, ha manifestado que “esa ley no sirve para nada”, porque en su criterio no avanza en los objetivos fundamentales de erradicar el hacinamiento.

El ministro Alfonso Gómez Méndez hizo una defensa del proyecto e insistió en que el Senado debe aprobar en sus dos últimas votaciones la iniciativa.

“Este no es un proyecto clandestino, sino resultado de muchas consultas. Como Gobierno lo defiendo porque, aunque no es la panacea, avanza en la dirección correcta que es solucionar la crisis carcelaria”, les señaló el ministro.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.