Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juan Diego Murcia - jmurcia@larepublica.com.co martes, 27 de julio de 2021

La fiscalía de la nación encontró culpable a representante legal por prestar su nombre en un entramado de corrupción en Córdoba

Edson Emérito Sánchez Moreno fue condenado a 11 años y tres meses de prisión por haber desviado y apropiado recursos para la atención de población desplazada en el departamento de Córdoba. Además, deberá pagar una multa de 20.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes y una inhabilidad de 135 meses para ejercer funciones y derechos públicos.

Sánchez prestó su nombre para quedarse con dos contratos en la Secretaría de Salud de Córdoba, celebrados entre el 2012 y el 2013. El dinero era destinado para garantizar los servicios integrales a las víctimas de desplazamiento forzado y fueron contratos que superaros los 2.800 millones de pesos.

La Fiscalía demostró que el representante de las dos fundaciones firmó facturas, hizo cobros y presentó soportes de consultas, reuniones o entregas de ayudas humanitarias inexistentes. “Para simular que estos y otros servicios se cumplieron, el contratista falsificó informes técnicos y de ejecución, y reportó una nómina de personal que nunca estuvo vinculada”, explica el boletín de la Fiscalía.

Un juez del Circuito Penal Especializado de Montería lo declaró responsable de los delitos de: contrato sin cumplimiento de requisitos legales, falsedad ideológica en documento público, peculado por apropiación agravado, interés indebido en la celebración de contratos, falsedad ideológica en documento privado y concierto para delinquir agravado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.