Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co viernes, 9 de julio de 2021

Hipótesis apuntan a que los colombianos fueron engañados, pues en su captura se encontraban a pocos kilómetros del lugar de los hechos

La polémica por el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, sigue desarrollándose y el problema se trasladó a un ámbito más local, pues luego de conocer que colombianos estarían implicados en el homicidio, la Interpol dio a conocer los nombres de los militares que presuntamente podrían tener culpa en el asesinato.

Los oficiales y suboficiales identificados fueron:

      • Sargento Mauricio Romero
      • Sargento viceprimero Ángel Mario Yance
      • Sargento viceprimero Duverney Giraldo
      • Soldado Manuel Groso
      • Soldado Victor Pineda
      • Soldado John Jairo Suárez
      • Soldado Francisco Ochoa
      • Soldado Enalbert Vargas
      • Capitán Germán Alejandro Ribera
      • Soldado Neicer Franco
      • Soldado John Jairo Ramírez
      • Soldado Alejandro Zapata
      • Teniente Coronel Carlos Guerrero

    Según información de la Interpol, los exfuncionarios serían responsables por el asesinato del mandatario y se encontraban desde hace varios meses en territorio haitiano. Además, aseguraron que algunos entraron por el aeropuerto de Puerto Príncipe, Haití y otros realizaron una escala en Punta Cana, República Dominicana.

    Aunque aún no se ha esclarecido el tema, hay algunas hipótesis que apuntan a que el mayor implicado en el crimen es la Policía Haitiana, pues según como va la investigación, esta autoridad podría haber contratado a los mercenarios colombianos que presuntamente cometieron el asesinato.

    Otra de las hipótesis que lanzaron las fuentes de agencias de inteligencia internacional es que los exmilitares colombianos podrían haber sido engañados, para luego utilizarlos como un tipo de chivo expiatorio, ya que, según aseguran, no es posible que los presuntos responsables se escondieran a tan solo 3,2 kilómetros, desde donde se habría cometido el crimen. Además, que el lugar era de propiedad del partido político del presidente.

    Y es que según relatan fuentes de inteligencia, hace algunos meses el presidente de Haití había buscado mercenarios colombianos para combatir a las pandillas y reforzar el equipo de seguridad presidencial, por lo que algunos intuyen que estos mismos mercenarios, que presuntamente cometieron el asesinato, fueron los mismos que el presidente mandó a llamar, de modo que se podría tratar de un golpe que estaría propiciando la misma Policía de ese país.
  • Ante la situación, las autoridades colombianas se pronunciaron y el General, Luis Fernando Navarro, expresó su rechazo y aseguró que colaborarán con la Policía haitiana para esclarecer los hechos. "El señor presidente ordenó el viaje a Haití del director del DNI, Almirante Rodolfo Amaya, del director de Dipol, Brigadier General Norberto Mojica y un oficial de la Oficina Central de Interpol Colombia de la Policía, para sumarse a las investigaciones, y de apoyo a las autoridades haitianas", dijo Navarro.

Por su parte, Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, comentó en medio de una rueda de prensa que todas las autoridades colombianas, incluida la Superintendencia de Vigilancia, se encuentran haciendo investigaciones preliminares contra cuatro empresas nacionales que habrían reclutado a los jóvenes responsables por el magnicidio.

El oficial aseguró que los nombres de las compañías investigadas no pueden ser publicados aún pues se encuentran verificando la información para esclarecer los hechos.

Pese a que algunos funcionarios de las autoridades colombianas ya se encuentran viajando a Haití, existe la preocupación de que los detenidos sean asesinados en la cárcel.

Documentos adjuntos

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.