Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Miércoles, 3 de mayo de 2017

Cabe resaltar que para conseguir que este mecanismo de participación llegue a las urnas, es necesario que alguno de los comités presente ante la Registraduría  el equivalente a 30% de la votación total que recibió el Alcalde en los comicios de 2015 , en este caso, 271.818 firmas, pues en las elecciones Peñalosa obtuvo 906.508 votos.

Además, la revocatoria “solo puede ser presentada después de un año de la posesión del mandatario y cuando no falte menos de un año para finalizar su periodo constitucional”, según la Ley, por lo que, teniendo en cuenta que el funcionario lleva 16 meses, no habría impedimento en esta cuestión. 

Para Carlos Ariel Sánchez, exregistrador Nacional, lo que se viene ahora es la revisión de las firmas por parte de la entidad y comprobar que estas sean válidas. Después  se debe notificar al alcalde Peñalosa del proceso y ahí se cuentan 45 días calendario para la revisión por parte de la Registraduría.

Tras ese proceso, se emite un dictamen en el que se define si las firmas son válidas o no, y de no serlo, el comité tendrá hasta julio para recaudar las firmas que hagan falta, de lo contrario, se entregará un dictamen a los registradores distritales para que convoquen la votación en los dos meses siguientes.

Según Sánchez, si el proceso sigue su marcha sin contratiempos, las votaciones podrían convocarse para el mes de septiembre, aunque el Alcalde, en medio de la revocatoria, puede controvertir técnicamente las firmas.

Por otra parte, el exfuncionario aseguró que este tipo de comicios, hace cuatro años, podrían rondar $30.000 millones, por lo que ahora ese costo puede elevarse hasta $35.000 millones. 

Cabe resaltar que entre las personas que hicieron entrega de las firmas a la Registraduría se encontraba el concejal de Bogotá, Hollman Morris, quien frente a la revisión de la revocatoria por parte del CNE, expresó que “ellos no pueden revisar algo sobre lo que la ley no les ha dado facultad”.