Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 22 de noviembre de 2013

La audiencia en la que la Fiscalía General de la Nación pretendía imputarle el delito de cohecho al expersonero de Bogotá, Francisco Rojas Birry, por su presunta vinculación en el ‘Carrusel de la contratación’ de la capital, fue aplazada debido a que el implicado no compareció ante las autoridades.

A través de una carta dirigida al juez, el expersonero se excusó de asistir a la audiencia pública argumentando que debido a que hasta este viernes había sido notificado de la diligencia, no contaba con un abogado de confianza.

Según se ha podido establecer, Rojas Birry habría recibido unos $400 millones con el fin de no cumplir a cabalidad sus funciones como personero de la ciudad. Según la ley, entre las funciones se encuentran el defender los bienes del distrito y poner en conocimiento a las autoridades de hechos irregulares.

El expersonero está siendo investigado por dos polémicos contratos; el primero, el de las ambulancias para Bogotá, firmado en 2009, que representó un costo de $67.000 millones.

El segundo es por el mantenimiento de la malla vial en la capital del país.

Rojas Birry actualmente cumple una condena de ocho años de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito, luego de que se comprobara que recibió $200 millones de la captadora ilegal de dinero de David Murcia Guzmán, DMG.

Cabe recordar que entre los involucrados por los escándalos de la contratación se encuentran el excontratista Emilio Tapia; el excontralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi; la exdirectora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Liliana Pardo; y el exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno.

Además de los anteriores, el excongresista Iván Moreno y algunos exconcejales también responden ante las autoridades.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.