Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters Martes, 8 de noviembre de 2016

Según la información del diario La Segunda, la acción judicial se basa en que desde la compañía, en la cual él es accionista minoritario, se alteró la información contable de la aerolínea, para ocultar pagos por un total de US$1,15 millones, que fueron realizados entre 2006 y 2007, a un ex colaborador del gobierno argentino de Néstor Kirchner. 

Cabe recordar que en agosto Said anunció en la junta de accionistas de Latam que ejercería acciones legales, pues, según él, la empresa ha sido mal manejada y le ha hecho perder dinero a él y a otros accionistas. 

Esta no es la primera vez que el dueño del 0,5% de las acciones de la Aerolínea tiene un altercado con los directivos de la compañía. En meses pasados, por medio de una carta les pidió su renuncia ya que señalaba que los malos manejos habían llevado a que la compañía tuviera que pagar multas en Estados Unidos y además explicó que algunos movimientos han hecho que los accionistas tengan una pérdida en el valor de sus títulos.

“Lo que hemos perdido es por mala gestión de ellos. Hoy en día yo bajé a 34.000 acciones y tenía 1,2 millones. He hablado con más accionistas y están muy molestos, pero no se atreven a hablar ni a enfrentarlos. Tampoco ha habido respuestas, es ignorancia, o sea, ignoraron a los accionistas y lo siguen haciendo. Si uno invierte casi US$28 millones pretende obtener o por lo menos que se mantenga su capital y no bajarlo a un tercio, o a 20% del valor inicial”, explicó Said Yarur, quien agregó que acudirá a todas las entidades de regulación posibles.

Acuerdo con problemas en brasil
La agencia brasileña supervisora de la competencia, Cade, dijo el lunes que el acuerdo sellado en enero entre las aerolíneas Latam Airlines, British Airways e Iberia podría tener un impacto negativo en las rutas entre Brasil y Europa por lo que no daría su aval.

La compañía Latam, con sede en Chile, firmó acuerdos empresariales conjuntos en enero para profundizar sus lazos con American Airlines Group e IAG (que incluye a British Airways e Iberia), todos ellos miembros de la alianza Oneworld.

Si recibe el visto bueno de las autoridades, los acuerdos podrían ayudar a las aerolíneas a coordinar horarios y precios para sus vuelos, de la misma forma que opera un pacto similar en el Atlántico Norte entre IAG y American Airlines.

En un comunicado publicado en la Gaceta Oficial de Brasil, la superintendencia general del Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) anunció que apelará en contra del acuerdo ante el máximo tribunal del organismo supervisor de la competencia. “Esta concentración tiene el potencial para generar problemas competitivos en el mercado para el transporte aéreo de pasajeros entre Brasil y Europa, sobre todo en las rutas Sao Paulo-Londres y Sao Paulo-Madrid”, señaló Cade.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.