Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 29 de enero de 2016

El presidente estuvo acompañado de Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), quien destacó la importancia de trabajar por la seguridad alimentaria y la relación que ésta tiene con la paz.

“La FAO constata que hoy en el mundo en las zonas donde hay conflicto, hay hambre. Por eso es fundamental dar prioridad a la seguridad alimentaria en el posconflicto (…) Especialmente, a los pequeños productores que son los más vulnerables y al sector rural. (…) las Naciones Unidas reconoce la erradicación del hambre como base para la paz, y nos sentimos orgullosos de poner toda la capacidad técnica de la FAO a disposición de Colombia”, dijo el director.

Por su parte, el presidente Santos agradeció la presencia de Da Silva, y afirmó que esta Ley no afectará a los campesinos colombianos como se ha dicho, sino que por el contrario, los va a beneficiar porque  es el comienzo de  la construcción de la paz.

“Toda esta altillanura, que por causa del conflicto no ha tenido la inversión ni el desarrollo que ha debido tener, se nos presenta como la gran oportunidad. El director de la FAO  sabe perfectamente que el mundo está  cada vez más preocupado porque está creciendo y necesita alimentarse (…), hay solamente unos pocos países donde hay un verdadero potencial para aumentar la producción, uno de ellos es Colombia, toda esta zona que podemos convertir en una despensa”, dijo.

Para Santos, las críticas que se le han hecho a las Zidres han sido producto de la satanización, algo que es normal en la política. Precisamente hoy los partidos Alianza Verde y Polo Democrático reiteraron que demandarán la ley ante la Corte Constitucional.
“Ha sido una ley muy discutida, y como todo en la política ha sido muy satanizada. Por un lado decían que  favorecía a unos, a otros. Pero poco a poco, en los debates en el Congreso, esos matices políticos y esa desinformación se fue decantando y la verdad empezó a aflorar”, aseguró.

Santos, destacó el esquema de asociación que plantea la iniciativa entre los campesinos y los empresarios, y lo presentó como una solución para llegar a las zonas más alejadas del país.

“En zonas donde es muy costoso empezar a producir, con poca población, con altos índices de pobreza, todas esas condiciones se tienen que cumplir para que el gobierno autorice la creación de estas zonas. Qué quiere decir, si son los campesinos que quieren se le titulan la tierra, (...) pero también se requiere una inversión muy alta (...) hay que ser pragmáticos y van a venir empresarios, y se les va a permitir invertir si se asocian con los campesinos. Todos ganan”, dijo.

También hizo referencia a la relación de las Zidres con la paz. En ese sentido señaló que aunque para algunos congresistas representa una contradicción con el Fondo de Tierras para los campesinos, tal como se plantea en los diálogos con las FARC, para Santos es parte de la construcción de paz.

“Este evento es, en cierta forma,  lo que será la paz; porque cuando firmemos el fin del conflicto no es la paz; ahí comienza la construcción de la paz. Es ahí cuando se va a medir el temple, el carácter del pueblo colombiano. (…) Tenemos que unirnos, utilizar esa oportunidad como punto de inflexión para lograr los objetivos”, agregó

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.