Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 19 de abril de 2013

Pese a que para el jueves estaba programada una audiencia de formulación e imputación en contra del exalcalde (e) de Bucaramanga Héctor Moreno Galvis, por presunta contratación irregular durante su gestión como mandatario de la capital santandereana, la diligencia tuvo que ser reprogramada por tercera vez consecutiva en el año.

La nueva dilación obedeció a un cambio de última hora de defensor por parte de Moreno Galvis y a la posterior presentación de una excusa del nuevo apoderado, quien argumentó compromisos previamente adquiridos.

Específicamente, quien debía asistir a la audiencia era el abogado Luis Alejandro Toloza, quien reemplazó a Jorge Ramírez Amorocho, y quien aseguró que su ausencia obedecía a que debía asistir a una audiencia en la Procuraduría.

Debido a que la excusa se presentó tras varios aplazamientos, el Juez solicitó a los defensores para que ante los estrados judiciales rindan explicaciones “so pena de verse incursos en investigaciones”.

“Se considera pertinente requerir a los defensores para que certifiquen ante los estrados judiciales la razón de su inasistencia y de la solicitud de aplazamiento, por cuanto la audiencia fue programada desde el 15 marzo, es decir, con más de un mes de antelación, y si el nuevo defensor no podía acudir debía asistir el anterior”, argumentó el juez de control de garantías durante la diligencia.

Para tomar esa determinación, el funcionario judicial hizo un recuento de los aplazamientos que se han dado en esa diligencia y en todas las relacionadas con el presunto ‘carrusel’ de contratación de la Alcaldía de Bucaramanga.

“El 4 de febrero se aplazó la audiencia, por compromisos adquiridos de Jorge Ramírez Amorocho; el 18 de marzo el mismo defensor presentó una incapacidad médica y ahora se da un cambio de la defensa, que tampoco pudo asistir… Así ha pasado en varias citaciones a los indiciados”, agregó el administrador de justicia. Adicionalmente, el fiscal sexto delegado ante el Tribunal Superior, Yesid Mateus Flórez, quien desde hace dos meses tiene a su cargo la investigación, consideró que las maniobras de los abogados para aplazar las diligencias configuran una “burla a la justicia” y obedecen a estrategias para seguir aplazando la imputación. “Todo indica que estas no son más que maniobras que configuran una burla a la justicia para dilatar el proceso, y prueba de ello es el hecho de que la sustitución de la defensa se hubiera hecho momentos antes de la audiencia”, aseveró. Al respecto, el nuevo apoderado de Moreno le aseguró a Vanguardia Liberal que la razón de su inasistencia obedeció a que citaron una audiencia en la Procuraduría a última hora.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.