Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla lunes, 29 de abril de 2019

En la plenaria se definirá el futuro de la norma estatutaria

En el Senado se debatirán las objeciones a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). La plenaria será la encargada de definir las objeciones que presentó el presidente Iván Duque sobre seis artículos de la norma.

Luego de la derrota en la Cámara de Representantes, el panorama jurídico de la norma es cada vez más complicado. Si en la votación de la plenaria se acogen las objeciones a la norma, los expertos aseguran que deben archivarse los seis estamentos normativos. Sin embargo, no se afectaría el cuerpo total del texto procedimental de la jurisdicción.

Otro aspecto judicial que también complica el panorama jurídico de la discusión es la tutela que radicó el presidente del Senado, Ernesto Macías, ante el Consejo Superior de la Judicatura. Según el legislador del Centro Democrático, el trámite para votar las objeciones estaría viciado porque la norma se discutió primero en la Cámara de Representantes y no en el Senado.

El presidente de la Cámara, Alejandro Chacón, aseguró que la discusión de las objeciones debía someterse a las normas del llamado Fast Track, razón por la cual fue votado en esta sala del Congreso.

El senador del Partido de la U, Armando Benedetti, también expuso otro argumento que complicaría la discusión. Según un análisis del exministro de Justicia, Yesid Reyes, el Congreso de la República no debería votar las objeciones presidenciales porque se habría constituido un prevaricato.

Benedetti sostuvo que “si se hubiera aceptado la tesis de Yesid Reyes que dice que sobre la “cosa juzgada” no se puede legislar porque se burlaría el fallo, hoy las objeciones estarían en la Corte Constitucional y no en caprichos de Macías. Desde febrero he insistido que lo que quieren es dilatar”.

El debate por las objeciones ha generado preocupaciones en el Gobierno y en la Fiscalía, quienes hicieron una invitación al Senado para que permitan reformular los puntos que consideran críticos del acuerdo. Para que las objeciones pasen, el Gobierno debe conquistar a más de la mitad de los legisladores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.