Esperanza Santamaria - esantamaria@larepubica.com.co Jueves, 19 de julio de 2012

La Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, decidió declarar infundadas, por segunda vez, las pretensiones de la compañía Servientrega para impedir el registro de la marca Verde, solicitada por la Organización Corona S.A.

De acuerdo con Servientrega, este signo evoca el mismo concepto de su marca Red Verde y además no posee la fuerza distintiva para permanecer en el mercado.

La oposición de la compañía de encomiendas data de febrero del año pasado, cuando se dio a conocer la solicitud del registro del signo Verde para distinguir los productos de la clase 35 de Niza, es decir, para publicidad; gestión de negocios comerciales; administración comercial y trabajos de oficina.

Sin embargo, para aquella ocasión la Superindustria consideró que si bien las marcas compartían la expresión ‘Verde’, la cual indica específicamente un color, dicha similitud no podía ser el sustento de la confusión que alegaba la compañía “debido a que los colores no son apropiables de forma exclusiva por ningún titular, tornándose en un signo débil dentro de cualquier clase”, dijo la SIC.

Sumado a lo anterior, agregó la entidad, el signo contenía elementos visuales y gráficos que lo hacían distintivo, tales como las hojas que rodean la expresión ‘verde’ y que forman un círculo, mientras la marca registrada es de tipo nominativo contando con expresiones como ‘Red’ que permiten ser diferenciadas por el consumidor.

Pese a que la entidad declaró, a través de la resolución 39693 de 2011, infundada la oposición de la compañía, Servientrega decidió hacer uso del recurso de reposición para desvirtuar la decisión.

A través de este, argumentó que si bien la palabra ‘verde’ no era suficiente para concluir que existía una similitud entre los signos, pues varias marcas incluían dicho término “también es cierto que tales marcas incluyen así mismo varias palabras más que le otorgan derechos claros y ciertos sobre tales conjuntos marcarios”, sostuvo.

La compañía advirtió además que el diseño gráfico que apoyaba la marca no poseía el suficiente carácter distintivo como para coexistir en el mercado con Red Verde.

“(…) resaltamos que el mismo evoca la idea de una conexión o un enlace, de modo que al unírsele la palabra ´Verde’ evoca el mismo concepto que la marca Red Verde, por lo que genera un riesgo inminente de confusión tanto directa como indirecta”, argumentó la compañía.

Sin embargo, pese a los argumentos de Servientrega, la Superindustria ratificó que los signos confrontados en conjunto no generaban confusión, pues aunque compartían la expresión ‘verde’ (color semejante al de la hierba fresca, la esmeralda, el cardenillo), sobre este no puede predicarse una exclusividad, pues dado el significado que transmitía este podía ser usado por otros empresarios.

Unido a esto, la entidad aseguró que, siguiendo la naturaleza mixta de las marcas, era posible identificar una diferencia visual entre las mismas. Lo anterior, dijo, teniendo en cuenta que “el signo solicitado no pretende la exclusividad del término verde, sino el conjunto formado por una circunferencia que está formado por el dibujo de varias hojas dentro de la cual está dispuesta la palabra Verde”, estableció la SIC a través de la resolución 61112 de 2011. Según lo conoció LR, la medida fue apelada, pero hasta el momento dicho recurso no ha sido resuelto por la entidad.