Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa lunes, 17 de junio de 2013

En medio del agitado debate sobre una Asamblea Nacional Constituyente propuesta inicialmente por las Farc en medio de los diálogos que se llevan a cabo en La Habana, Cuba, el Uribismo aclaró que sus intenciones no son las mismas. Según el senador Juan Carlos Vélez, promotor de la iniciativa, su única intención es reformar la justicia en Colombia y no todo el Estado como propone la guerrilla.

Aunque la polémica sobre la participación política de las Farc sigue siendo tema difícil, sobre todo porque hay que encontrar formas jurídicas para que no se pase por encima del Derecho Internacional Humanitario (DIH), los plenipotenciarios guerrilleros insisten en que encontrarán formas de llegar a las urnas.

Desde La Habana, Cuba, ‘Andrés París’ aseguró que “no tiene lógica” que las Farc dejen las armas para ir a la cárcel, y señaló que hay salidas jurídicas que se pueden usar: “Tenemos la disposición de encontrar y construir en la mesa de diálogos la soberanía del articulado jurídico que genere la participación política de la guerrilla en nuevos escenarios”.

Uno de esos mecanismos en los que han insistido las Farc es precisamente la Asamblea Nacional Constituyente. Sin embargo, en el momento de la declaración, cuando se evacuaba el tema agrario, el ministro del Interior, Fernando Carrillo, anunció que para incluir los acuerdos con las Farc en la Constitución Política no habrá otra Constituyente. Analistas han coincidido en que no es necesario un mecanismo que intervenga la Constitución Política, aunque con el tema de la participación política se empieza a revaluar el tema.

Fernando Giraldo, politólogo y docente de la Universidad Javeriana, dijo que “para resolver un problema extraordinario, grave y complejo se requieren medidas extraordinarias, graves, complejas y de transcendencia. Creo que tiene que ser un camino extraordinario y este es la Asamblea Nacional Constituyente”. El politólogo aseguró que para las transformaciones necesarias para la paz, se necesita voluntad y decisión política, más que jurídica.

Aunque el también politólogo y docente de la Universidad del Rosario, Mauricio Jaramillo, aseguró que con una Constituyente aprovecharían terceros para intereses particulares: “Hablo concretamente del Polo y del expresidente Uribe”.

Por su parte, el analista León Valencia, aseguró que con la propuesta se alimenta el debate nacional, pero no más: “Allí está muy claro que es la agenda acordada y nada más. Lo otro son propuestas ahí para la galería”.

No obstante, Valencia dijo que las Farc se adelantaron en proponer la Asamblea, porque cuando los diálogos estén en el quinto punto, van a tener que revaluar la propuesta.

En definitiva, y después de que el Gobierno dijera no a una Asamblea Nacional Constituyente para terminar el proceso de paz con las Farc, analistas creen que es una propuesta que hay que revisar bien.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.