Pierre Ancines/LR

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co sábado, 31 de octubre de 2020

Daniel Rodríguez, socio de CMS Rodríguez-Azuero, explicó qué son las normas de delación y su importancia para combatir la corrupción

Esta semana, el Gobierno Nacional presentó un proyecto de ley para luchar contra la corrupción que, entre otros, tiene normas de delación para incentivar a los delatores. Daniel Rodríguez, socio de CMS Rodríguez Azuero, explicó en qué consisten estas normas y qué tan efectivas son como mecanismo de lucha contra la corrupción.

¿Qué son las normas de delación?

Estas normas crean un sistema de delación en virtud del cual se protege a quien informa sobre actos de corrupción y se le incentiva a delatar. ¿Cómo se le protege? Con normas que prohíben que sean despedidos de sus puestos, que son las clásicas de protección laboral que están asociadas a las de acoso laboral. También con normas de protección física.

¿Qué protecciones tienen hoy en día los delatores?

Salvo en los principios de oportunidad en los procesos penales y acuerdos de colaboración en temas de competencia no hay incentivos. Están también las normas de acoso laboral, que se podrían aplicar en estos casos, pero no es tan fácil.

¿Qué tan efectivas son estas normas para luchar contra la corrupción?

Está demostrado que una de las formas más importantes y eficientes para luchar contra la corrupción es incentivando a la comunidad, gubernamental y empresarial, a que denuncie los actos de corrupción de los que tiene conocimiento.

LOS CONTRASTES

  • María Lucía AmadorAsociada Senior CMS Rodríguez-Azuero

    “El proyecto de ley presentado esta semana, sin duda, incentivará la entrega de información valiosa sobre actos que deban ser investigados, pues busca proteger a los empleados que de buena fe denuncien”.

¿Por qué?

Por dos razones. La primera es que entre más denuncias de personas que conozcan los hechos, las autoridades tienen más información para investigar, acusar y condenar, y en consecuencia la sola circunstancia de que haya más condenas e investigaciones de corrupción inmediatamente tiene un efecto maravilloso contra la corrupción, porque la gente cuando ve que están sancionando, por un tema sociológico automático, se vuelve menos propensa a delinquir.

¿Y la segunda?

Porque cuando uno sabe que la gente que lo rodea tiene incentivos para denunciar, actúa con más cuidado. Sin incentivos la gente no denuncia, pero con los incentivos correctos todo el mundo puede salir a denunciar, y eso hace que las personas tengan más miedo de delinquir porque todos alrededor pueden denunciar.

Hace unos años, ustedes ayudaron a redactar un proyecto que además de lo que tiene el radicado de esta semana incluía un incentivo económico...

Se engavetó, pero proponíamos que a quien delatara y se demostrara que como consecuencia de la información que dio se dejó de perder plata o se recuperó, tenía derecho a 40% de lo recuperado.

¿Ese porcentaje no es mucho?

Suena a mucho, y sí, pero de no haber sido por ese delator se hubiera perdido 100%. No hay que comparar cero con 40 sino 100 con 40. De no haber sido por ese delator se habrían perdido todo, en cambio, se pierden solo 40% y se recupera 60%. El incentivo económico tenía que ser por sí mismo suficiente para hacer que la gente denunciara.

¿Qué tiene que ver esto con el compliance?

Las normas de delación tienen recomendaciones para que las compañías establezcan mecanismos internos de delación que, si cumplen ciertos requisitos, tienen beneficios. Se establecen sistemas de delación efectivos para incentivar a que la gente vaya primero a la empresa. Si los tiene bien montados, las personas tienen prohibido ir a la prensa (a la Fiscalía siempre pueden ir) sin darle la oportunidad a la compañía de investigar y hacer el trabajo interno, no tendrían las protecciones que contempla la ley.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.