Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co jueves, 29 de octubre de 2020

La desaprobación del presidente de la República, Iván Duque Márquez, aumentó de 55% a 61% en la última encuesta de Invamer

A casi ocho meses de que se anunciara el primer caso de covid-19 en el país, la pandemia, que ha marcado la agenda nacional en lo corrido del año, dejó de ser una prioridad para los colombianos. En abril, 17% de los ciudadanos dijeron que esta enfermedad era su principal preocupación; sin embargo, hoy en día, esa cifra apenas representa 4%.

Así lo muestra la más reciente encuesta de Invamer, pues a la pregunta sobre cuál consideran que es el mayor problema del país el coronavirus quedó en último lugar. En cambio, el renglón de otros marcó 30%; la corrupción otro 25%; el desempleo/economía registró 24%; y el orden público/seguridad 9%.

En cuanto a los que más han empeorado de manera individual, la inseguridad se lleva el primer lugar, con 89% de las personas que creen que va peor. Le siguen, en su orden, el desempleo (86%), la corrupción (85%), el costo de vida (83%), la economía (76%), la pobreza (76%) y el narcotráfico (68%).

Lo que sigue en aumento, en cambio, es el pesimismo de los colombianos, pues 74% creen que las cosas van por mal camino, mientras solo 16% cree que el país va mejorando. Esto, sin embargo, contrasta con la realidad de algunas ciudades pues, en Bogotá, Medellín y Bucaramanga aumentó el porcentaje que cree que las cosas van mejorando. En Barranquilla se mantuvo la tendencia nacional.

Duque sigue cayendo

En el sondeo, la aprobación del presidente Iván Duque cayó nuevamente, al pasar de 38% a 31%, desde la encuesta realizada en el mes de agosto. En esa línea, la tasa de desaprobación del primer mandatario pasó de 55% a 61%.

“Pasado el teflón que le dio el covid, coyuntura en la que se pudo refugiar por largos meses, vuelve a retomar la curva de sus primeros 18 meses de gobierno: un negativo que dobla a su aprobación”, dijo Carlos Suárez, CEO de Estrategia & Poder.

Además, agregó que “la unión entre un Gobierno sin narrativa, sin conexión ciudadana y con un periodo de transición, hace que lo que le resta del mismo, seguramente, sea un tiempo en el que su favorabilidad seguirá en caída, proporcionalmente a como avance la campaña para reemplazarlo”.

Claudia López, la más popular

En cuanto a la popularidad de los mandatarios locales sobre los que se encuestó, Claudia López, de Bogotá, fue la de mayor favorabilidad entre sus partes. Su nivel de aprobación subió un punto, al pasar de 70% en agosto a 71% en este sondeo. Su desaprobación cayó el mismo punto, pasando de 25% a 24%.

En segundo lugar, se encuentra el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, quien obtuvo en la más reciente encuesta un decrecimiento en la tasa de aprobación de su gestión, que pasó de 70% a 69%, mientras que su desfavorabilidad cayó de 30% a 29%.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, pasó del primero al tercer lugar entre sus pares, y bajó su aprobación de 71% a 67%. Su desaprobación, en cambio, pasó de 25% a 27%.

El consultor Miguel Jaramillo, CEO de Jaramillo Luján Estrategia y Comunicación, recordó que “al alcalde se le han juntado muchas batallas sin el ejército adecuado y con un desgaste en opinión significativa que se basa en tres graves errores como gobernante: incoherencia, inexperiencia y poca lectura del humor social”.

Detrás, se encuentra el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, que bajó su favorabilidad al obtener entre sus ciudadanos una aprobación de 65% y una desaprobación de 31%. En contraste, en agosto registró 66% de aprobación y 28% de desaprobación.

Por su parte, el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, pasó de tener una aprobación de 60% a 56%. Entre tanto, su desaprobación subió de 35% a 38%.

Roldán y Noguera, líderes

A nivel regional, uno de los resultados más esperados era el del gobernador de Antioquia, Anibal Gaviria, quien recientemente recobró su libertad y retomó las riendas del departamento. La aprobación del mandatario local subió de 58% en junio, cuando todavía estaba privado de la libertad, a 64% en esta encuesta, mientras que su desaprobación pasó de 27% a 24%.

“Debido a la situación que vivió a causa de la orden de la Fiscalía no había tenido la posibilidad de liderar personalmente la gestión en su departamento. Al poder hacerlo y volver a ejercer su cargo su exposición mediática aumenta y, por ende, la gestión se le atribuye a su imagen”, explicó el analista político Carlos Arias.

En primer lugar de popularidad quedaron empatadas Elsa Noguera, la gobernadora del Atlántico, y Clara Luz Roldán, en Valle del Cauca. Esto, a pesar de que Noguera registró una caída de ocho puntos en su favorabilidad, que pasó de 75% a 67%. La desaprobación de su gestión, en cambio, subió de 24% a 29%.

Aunque menos pronunciada, Roldán también registró una caída en su aprobación, que pasó 73% a 67%. Su desfavorabilidad, en cambio, aumentó de 18% a 26%.

Finalmente, Mauricio Aguilar, gobernador de Santander, registró un aumento de aprobación, al pasar de 50% a 54%. Su desfavorabilidad pasó de 44% a 38%.

Otros personajes

Invamer también indagó por varios personajes de la vida nacional. Por ejemplo, Gustavo Petro aumentó su imagen favorable en cinco puntos (a 39%), mientras que la de Sergio Fajardo cayó a 43% a 39%. La imagen negativa del expresidente Álvaro Uribe aumentó ocho puntos, de 53% a 61%.

Los colombianos son de centro

El resultado del presidente es consistente con el registrado por Cifras & Conceptos, que ayer también publicó su encuesta Polimétrica. En esa, la imagen desfavorable de Duque subió de 57% a 63%, mientras que su desaprobación pasó de 43% a 37%. La favorable de la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, en cambio, cayó de 36% a 33%. Entre otras, el sondeo mostró que 53% de los colombianos se identifican como de centro, mientras que 23% se ubican a la izquierda y 24% a la derecha.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.