Mónica María Parada - mparada@larepublica.com.co Miércoles, 11 de febrero de 2015

“La Superindustria determinó que la integración no genera restricciones indebidas a la competencia, en la medida en que Postobón no participa hoy en el mercado cervecero y, por consiguiente, la operación no elimina un competidor. De hecho, para la SIC la integración puede fortalecer la competencia en el mercado cervecero colombiano, que hoy tiene altos índices de concentración”, explicó la entidad en un comunicado.  
Añadió también que se estudió el hecho de que  la firma de Ardila Lülle participa en los mercados de tapas para botellas, cajas para distribuirlas, y latas para bebidas y CCU en la producción de cerveza, lo que significaría una integración vertical, sin embargo no hay afectación. 

“En los mercados de tapas y cajas para distribuir bebidas existen varios competidores tanto actuales como potenciales, y en el mercado de latas para cerveza existe suficiente capacidad de reacción de parte de los consumidores ante cualquier ejercicio de poder de mercado. En efecto, más del 90% de las latas que hoy fabrican las empresas de Postobón son adquiridas por Bavaria S.A., que tiene capacidad de negociación frente a su proveedor y, adicionalmente, puede importar fácilmente este insumo pagando 0% de arancel”, dijeron.  
La entidad dirigida por Robledo, indicó que debido a que Heineken tiene una baja participación en el mercado y que ahora contará con la red de distribución de Postobón, la movida puede verse como un dinamizador para el mercado de bebidas alcohólicas.