Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co Viernes, 30 de marzo de 2012

La liquidación de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, Telecom, que había sido fijada desde el 31 de enero de 2006, fue revocada tras la declaración de nulidad que hizo el Consejo de Estado. Dicho concepto le devuelve la vida jurídica a la empresa de la que es dueña el Estado y el Grupo Empresarial Telefónica.

Según el Consejo de Estado, para hacerse efectiva la culminación del proceso liquidatorio al que estaba sometida la empresa era necesario un inventario técnico detallado de los bienes y un avalúo financiero de la entidad. 

La sentencia, conocida por LA FM de RCN, revela que  "el Ejecutivo introdujo una modificación que viola el ordenamiento jurídico vigente, por lo que se declarará su nulidad, pues la ley no distinguió entre los bienes afectos al servicio y los que no lo son, para efectos de excluir aquellos de la masa de liquidación".

En ese sentido, se declararon nulos el artículo 2 y la expresión “los bienes afectos al servicio no están comprendidos dentro de la masa de la liquidación” contenidos en el decreto 4781 de 30 de diciembre de 2005, a través del cual se fijaron las condiciones de liquidación de Telecom ordenada en 2003 por el Ejecutivo.

A si mismo, dejó sin efectos jurídicos la decisión del Gobierno de no incluir en el proceso de liquidación los bienes que no eran indispensables para el desarrollo del objeto social de la empresa, que eran las telecomunicaciones.

Por tanto el  Gobierno deberá ampliar el proceso de liquidación de cara a corregir  las equivocaciones que llevaron al ejecutivo a  incurrir en una violación al decreto Ley 254 de 2000, que señala las condiciones bajo las cuales el Gobierno puede fijar la liquidación de empresas estatales, por sugerencia de órganos gubernamentales.