Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa viernes, 29 de junio de 2012

Luego de que se conociera la que tanto el Senado como la Cámara hundieron la reforma a la justicia, empezó a tomar fuerza las demandas de responsabilidad por este caso y trámite.

Ayer se conoció que ante la Procuraduría General de la Nación se radicaron nueve quejas en contra de congresistas que votaron la Reforma a la Justicia. Así lo reveló, el Jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez Maldonado, al explicar que ahora se deberá dar trámite a esas quejas para determinar si hay lugar a una indagación preliminar.

Sin embargo, Ordóñez se abstuvo de referirse públicamente al tema ya que podría ocasionar una futura recusación en caso de que las quejas terminen en una investigación disciplinaria.

'No puedo hablar, no debo hablar y no quiero hablar, no puedo decir que voy a investigar o que no lo voy a hacer. Lo único que me comprometo a decir es que voy a cumplir la Constitución y la Ley', dijo.

El Procurador Ordóñez insistió que no puede dar respuestas categóricas sobre este caso porque si lo hace no sólo sería una imprudencia, sino que podría incurrir en falta disciplinaria pues estaría comprometiendo su juicio.

Polémica

El presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, aseguró que luego de este polémico hecho, el Gobierno se 'lavó las manos con el Congreso' y que se perdió la confianza entre los dos poderes. 'Se perdió la confianza con el Primer Mandatario de los colombianos, porque le ha dado toda la responsabilidad al Congreso de la República, cuando él mandó a sus ministros y ellos obran a su nombre. De tal manera que él no puede salir a decir que desconoció y que el culpable fue el poder legislativo cuando ellos participaron', aseveró Corzo. Por su parte, el senador del Partido Conservador, senador Efraín Cepeda, manifestó que su bancada votó la reforma 'en un acto de confianza' y que luego de conocerse los `micos` que se habían introducido en el acto legislativo y su posterior hundimiento están 'pagando un costo político'.

'Por la confianza legítima que se tenía muchos parlamentarios del Partido Conservador votaron la reforma, yo no estaba, y muchos de ellos sin ser abogados escucharon las expresiones buenas, pero esto no va a volver a suceder. Hay que poner lupas muy grandes y temas como la Reforma Tributaria creo que salen heridas de aquí', afirmó Cepeda.

Luego de la votación en plenaria del Senado, el ministro del Interior, Federico Renjifo, calificó este día de votaciones como 'histórico', pero dijo que desafortunadamente la justicia 'va a perder, porque habían unas cosas que nos interesaban'. 'El Congreso y el Gobierno encontramos unos mecanismos legales y constitucionales para poder reparar en un momento dado los problemas que surgieron con el acto legislativo (…) Mi función como Ministro del Interior va a ser estar aquí presente el 20 de julio al lado del Congreso, que en esta legislatura sacó proyectos muy importantes', expresó el alto funcionario.

La Cámara

En la mañana de este jueves la Cámara de Representantes decidió hundir el proyecto de reforma a la justicia por 117 votos contra de la enmienda y cero a favor. La decisión se basó en el informe de la Comisión Accidental que analizó las objeciones presidenciales.

El presidente de la Cámara, Simón Gaviria, aseguró que en la mañana del jueves se reunió con todas las bancadas con el propósito de llegar a un consenso sobre las proposiciones.

'El propósito de esa comisión era decir toda la verdad, se han expresado temores frente a la votación de hoy que no son justificados. Como dice la Sala Penal de la Corte Suprema, lo que es injustificado, es no venir', afirmó Gaviria.

Antes de la votación el presidente de la Corporación sugirió a los representantes que votaran la reforma conforme a lo que se había visto.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.