Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co sábado, 27 de agosto de 2016

Lo bueno, es el objetivo de legitimar; lo malo, está relacionado con la polarización, politización y el bajo índice de lectura de la población, que según la Cámara Colombiana del Libro está en 1,9 libros per cápita al año.

Si bien el miércoles 24 de agosto pasará como el día en que se partió la historia de Colombia en dos y la salida negociada del conflicto es lo mejor que le pudo pasar a un territorio que ha padecido desde hace 52 años la guerra, no se deben olvidar las 297 páginas que contiene el acuerdo.

Está bien que se hagan videos explicativos que contribuyan a la pedagogía, pero es el deber de todos los ciudadanos leer cada uno de los consensos que se aprobaron.

Ya se habló de los subsidios temporales que tendrán los excombatientes pero, ¿sabía que también tendrán espacios en televisión?. Este aspecto lo puede ampliar en el punto 2.3.8 de la Promoción de la transparencia, que se explica en la página 49.

¿Tenía conocimiento que además de sustituir los cultivos ilícitos, en las negociaciones también se definió crear un Programa Nacional de Intervención Integral frente al consumo de Drogas?, Este aspecto, por ejemplo, está contemplado desde la página 104 a la 108.

Bien lo decía Luis Eduardo Garzón, la fugaz campaña por el plebiscito “no puede tener jefes” y mucho menos políticos. Deben ser iniciativas que salgan de una ciudadanía informada y comprometida con la esperanza de un nuevo país

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.