Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters sábado, 3 de mayo de 2014

Durante el mes que duró el juicio, Apple acusó a Samsung de violar patentes de varias funciones de sus smartphones, entre ellas la de búsqueda universal, mientras que Samsumg negó haber actuado de manera incorrecta. El viernes, el jurado determinó que la surcoreana infringió dos patentes.

Apple y Samsung llevan tres años litigando por todo el mundo. El fabricante del iPhone obtuvo una indemnización de unos US$930 millones tras un juicio en 2012 en San Jose, pero no logró convencer a la jueza Lucy Koh de que emitiera una orden permanente contra la venta de los teléfonos de Samsung.

Algunos analistas del sector observan el nivel actual de disputa legal como un intento de Apple de restringir el rápido crecimiento de los teléfonos basados en el software Android de Google Inc, porque Samsung es por mucho la compañía que más adoptó esa plataforma operativa.

"Aunque este veredicto es grande para los estándares normales, es difícil ver este resultado como una victoria para Apple. Este monto es menos del 10% del monto solicitado por Apple, y probablemente no supere por mucho el monto que Apple gastó litigando en este caso", dijo Brian Love, profesor en la Santa Clara University School of Law.

"Apple lanzó está campaña de litigación hace años con aspiraciones de frenar el meteórico surgimiento de los fabricantes de teléfonos con Android. Hasta ahora ha fracasado en ello, y este caso no la acercará tampoco", agregó.

Este último caso involucraba cinco patentes de Apple que no estaban incluidas en el juicio de 2012, entre ellas el deslizamiento para el desbloqueo y tecnología de búsqueda. Apple está buscando prohibir la venta de varios teléfonos de Samsung, incluido el Galaxy S III, y quería una indemnización de poco más de US$2.000 millones.

Ahora será responsabilidad de la jueza Koh decidir si otorga la orden para prohibir las ventas, aunque expertos legales lo consideran improbable.

Durante el juicio, Samsung sostuvo que Apple había exagerado ampliamente la importancia de las funciones patentadas del iPhone, mientras que Apple argumentó que la compañía surcoreana no podría haber competido en el mercado de los smartphones sin copiar injustamente su producto insignia.

Samsung también denunció que Apple violó dos patentes de transmisión online de video. Está buscando prohibir la venta del iPhone 5, y reclamaba una indemnización de US$6 millones. El viernes, el jurado ordenó a Apple pagarle a Samsung US$158.400 por infringir al menos una de las patentes de la compañía surcoreana.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.