Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co Martes, 29 de octubre de 2013

Una lluvia de acciones legales de estudiantes y padres de familia podrían llegarle a la Universidad Tecnológica de Pereira, UTP, tras la decisión del Consejo Superior del alma máter, tomada hace una semana, de cancelar de manera selectiva el segundo semestre académico de 2013.

La medida fue asumida ante el paro estudiantil -que con esta completa siete semanas-, lo que para las directivas de la UTP no hay margen de recuperar el tiempo perdido en lo que resta del calendario académico. En total están afectados 12.000 estudiantes de los 15.000 matriculados, cuyos padres están en la incertidumbre por la posible pérdida del dinero de la matrícula, que no sería devuelto, y, de lo que consideran más importante, el tiempo de estudio.

Por ello, ya han entablado demandas individuales contra la decisión del Consejo Superior. Sin embargo, podría venir una serie de tutelas invocando el derecho a la educación. El representante de los padres de familia, Abelardo Patiño, dijo que la reclamación se inició con derechos de petición dirigidos a la rectoría e incluso al Ministerio de Educación y la OEA. “Vamos a agotar los recursos legales. Una vez tengamos la respuesta a los derechos de petición buscaremos instancias como la tutela”,dijo.

Agregó, que además de la reactivación del semestre, pretenden que se aborde la problemática de fondo de la UTP, “plasmada en un pliego de peticiones que no ha sido escuchado”.

El representante de los estudiantes, Julián Herrera, dijo que la idea es “saturar el sistema con cientos de tutelas para que se den respuestas rápidas”. Los estudiantes ya instauraron ante el Consejo de Estado una acción de nulidad. Tanto padres como profesores y estudiantes dejaron claro que buscan mesas de negociación con las directivas de la UTP para salvar el semestre. El decano Wilson Arenas, dijo que hasta ayer no habían cambiado las condiciones que llevaron a cancelar el semestre.