Lunes, 18 de junio de 2018

El Mundial de Rusia empezó de manera especial, aún antes del primer pitazo para el juego Rusia Vs Arabia Saudita la prensa, los aficionados y en general todo el mundo interesado en el Mundial estuvo pendiente de la decisión de Julen Lopetegui, seleccionador de la gran favorita España, de firmar contrato de trabajo como director técnico del Real Madrid. Con el agravante que hace poco tiempo había firmado una prórroga como seleccionador español.

Se formó todo un revuelo y al final, el novísimo presidente de la Real Federación Española de Fútbol, decidió despedir a Lopetegui y reemplazarlo por un más nuevo aún Fernando Hierro. Sin lugar a dudas, el Real Madrid es el club de fútbol más grande del mundo, por triunfos, dinero, hinchada e historia y fue precisamente este equipo que con cantos de sirena atrajo al entrenador español seguramente con una suma que, como diría un gran personaje “no podría rechazar”.

Desde el punto de vista jurídico poco hay que decir, el Real Madrid pagó la cláusula de rescisión de US$2,3 millones , una bicoca en este fútbol de cientos de millones de dólares, todo de acuerdo con la legislación española y la reglamentación del fútbol. Lopetegui mal haría en no aceptar la propuesta del club español, un mal mundial, como ya ocurrió hace cuatro años, lo dejaría sin puesto y tener el contrato firmado antes de empezar podría representar una muy buena idea para el Real Madrid y para el técnico.

La pregunta y en este mundo complejo, de muy difícil respuesta es ¿es correcto? ¿Se ajusta lo hecho por el Real Madrid y Lopetegui a una conducta ética? En una de las primeras clases de derecho se nos hace una explicación sobre lo moral, lo ético y lo legal, si lo bueno es legal, si lo legal es ético si lo ético es legal, hay hasta un dibujo con círculos concéntricos que estoy seguro que todos los que hemos pasado por la facultad lo recordamos.

Generalmente en el fútbol lo más fácil de cambiar, despedir, hacer renunciar es el director técnico, seguramente de los 32 técnicos que empezaron el Mundial el pasado jueves para octubre de este año menos de cinco seguirán con su contrato. ¿Estará mal que alguna vez un técnico se asegure el futuro, se anticipe a un despido y firme con el mejor club del mundo?

¿Está mal que el Real Madrid ofrezca un jugoso contrato al técnico de España en el entendido que al ser seleccionador nacional es uno de los mejores del país? Siempre que un técnico se anticipa a su despido, firma un contrato dejando a un club se le tilda de mercenario, de oportunista y se le trata como un traidor a la patria. Por el contrario, si se le despide antes de tiempo, es lo más normal, no se le dieron las cosas, eso ocurre en el fútbol. No creo, a pesar de haber firmado con un nuevo club que un seleccionador en el Mundial, una oportunidad única en su carrera, descuide su trabajo, no creo tampoco que prefiera a los jugadores de su nuevo club en lugar de los mejores en la selección y estoy seguro que su mayor deseo es hacer, como técnico el mejor torneo posible.

Pero para muchos el conflicto de interés es superior a las buenas intenciones pues sorprendentemente ahora desean que todo en el fútbol sea trasparente cuando de su naturaleza turbia conocemos todos los días. Desde un punto de vista sereno, todo trabajador tiene derecho a escoger su vinculación incluso con fecha futura más cuando puede ser el último tren de su carrera. Ahora bien ¿Dónde está la ética de quien filtro esta información personal de Lopetegui y porqué lo hizo? ¿Hacer pública la transacción si era lo correcto?
Les deseo a todos el mejor mundial.